Comer en Nápoles

Pizza napolitana

¿Qué mejor lugar en Italia para ir a comer que Nápoles? Para muchos es uno de los grandes paraísos para saborear lo mejor y más tradicional de la gastronomía italiana. Y no solo por las pizzas y las pastas, sino también por la enorme variedad de platos e ingredientes que podemos disfrutar.

Su talante típicamente mediterráneo nos acerca mucho a la cocina que nos vamos a encontrar. También el hecho de ser una ciudad costera provoca que sus pescados y mariscos sean frescos y de gran calidad, destacando junto con la pasta muy por encima de los platos de carne.

Pizzas como la marinara, elaborada con aceite de oliva , tomate, ajo y orégano, o la margarita son originales de Nápoles. La verdadera pizza es la que se elabora en horno de leña, y muchos de sus restaurantes se han especializado en ello. Difícil encontrar mejores pizzas en Italia que las genuinamente napolitanas.

Siguiendo con la pasta, hay platos de todo tipo, aunque los más solicitados son los spaguettis a la napolitana o al vongole, que se sirven con almejas, o al pomodoro. A destacar también el ragú napoletano que se elabora con salsa ragú, la lasagna de carnaval o los fusilli tortiglioni rigatoni ziti maccheroni.

Hay muchos otros platos que no pueden faltar en una lista gastronómica de Nápoles. El risotto acompañado de salsa ragú y que se prepara con arroz, carne de buey y trozos de jamón; los spaguettis con chirlas, la pasta e lenticchie, etc…

En Nápoles os dirán que no os llenéis mucho mientras coméis porque hay que dejar espacio para el postre. La ciudad cuenta con una larga tradición de dulces, como los sfogliatella, la pastiera napolitana (bizcocho típico), el babá y el clásico gelato o helado, de mil y un sabores.

Para beber la variedad también es enorme. Para la sobremesa de la tarde o por las mañanas nada mejor que el clásico café, que se puede hacer al chocolate o con crema… Una curiosidad con respecto al café en Nápoles: veréis que en las cafeterías se suele tomar de pié, no existe la costumbre del café sentado.

Para acompañar las bebidas, antes que cualquier cerveza, lo más recomendable es probar los vinos de la tierra. Hay vinos napolitanos muy buenos, tanto blancos como rosados, como el Falerno o el Gragnano. Y como digestivo el típico limoncello o un nochil-lo napolitano, aunque también se suele tomar el licor de cuatro frutas (limón, naranja, mandarina y lima)

Por toda la ciudad, aunque especialmente por el centro histórico, hay un buen número de calles y plazas llenas de pizzerías y restaurantes italianos. No vais a tener ningún problema a la hora de elegir lugar para comer, al contrario. Estos restaurantes suelen sacar sus carteles a la calle con los diferentes menús y platos del día.

Algunas de estas calles más famosas son la Vía Toledo, Vía Colleta o Vía Chiaia. En cualquiera de ellas o sus aledañas hay restaurantes y pizzerías para todos los gustos y bolsillos. La mayoría de los que os recomiendan en las guías de viajes están aquí, verdaderos palacios para probar las pizzas y la pasta más sabrosa de Nápoles.

Tampoco faltan los buenos restaurantes a lo largo del puerto, otro de los rincones más turísticos de la ciudad.

Os recomiendo ir mirando precios y buscando restaurantes que no se encuentren en los lugares más turísticos. Los mismos napolitanos os pueden recomendar los mejores lugares para probar la mejor pizza de la ciudad (que no quiere decir que sea la más grande o la más cara)

De estos lugares de toda la vida habría que citar Da Michele, cerca del Corso Umberto; Trianon, una pizzería en Vía Colletta; o Pizzería Sorbillo, muy conocida en la ciudad (hay que reservar al menos con un día de antelación). En las tres hay siempre mucha gente, tanto por el precio como por la calidad de las pizzas.

Vía Tribunali es otra de las calles en donde se pueden comer buenas pizzas. Toda ella está llena de pizzerías, a cual mejor: Decumani, Campagnolo, Sant Michelle… Eso sí, procurad ir siempre con antelación, ya que a hora punta suelen esatar llenas, especialmente los fines de semana.

Por cierto, un último dato curioso: ¿sabíais que la pizza y los macarrones eran las comidas que antiguamente se servían para paliar el hambre de los más pobres en la ciudad? Al elaborarse de manera sencilla, no requerían de gran cosa. Hoy la pasta es sin duda la estrella de Nápoles.

Foto Vía La Red 21

Imprimir

Etiquetas: ,

Categorias: Nápoles


Deja tu comentario