Visitando el Casino de Montecarlo, en Mónaco

Casino de Monte Carlo

Hablar de Mónaco es hacerlo sin duda de su peculiar familia real, del siempre sorprendente Gran Premio de Fórmula Uno que se celebra cada año en su recinto urbano y, porqué no, del famoso Casino de Montecarlo, uno de los grandes atractivos turísticos del Principado.

Su construcción tuvo lugar entre 1858 y 1863 (apenas cuatro años después de que el príncipe Florestán I legalizara el juego), aunque ya anteriormente se había inaugurado un primer casino en una villa cerca del puerto. Está situado en el famoso barrio de Montecarlo, erigido por orden de Carlos III en 1856.

El diseño hay que atribuírselo a Charles Garnier, uno de los más grandes arquitectos de la época (a él también se debe la gran Ópera de París). Precisamente encontramos el Casino dentro del mismo complejo en el que se halla el Gran Teatro de Mónaco, la Ópera y el Ballet del Principado.

Si queréis visitar el interior hay una serie de salas que están abiertas al público (mayores de 18 años y con vestimenta adecuada) a partir de las 14.00 horas. En ellas encontramos las típicas máquinas tragaperras, ruletas y demás juegos de azar, además de otras salas donde se organizan diferentes eventos y torneos de cartas.

Las visitas turísticas con guías se llevan a cabo de 09.00 a 12.30 horas, cuando el Casino se halla cerrado para el público en general que acude a jugar.

La entrada al Casino tiene un precio por persona de 10 euros, igual precio que para las visitas turísticas por la mañana (7 euros si vamos en grupos de 10 o más personas y gratis para el guía turístico)

Exteriormente ya el edificio en sí es toda una maravilla, pero debéis aprovechar la oportunidad de estar en Mónaco para acceder al interior y disfrutar del encanto del ambiente de los juegos de azar. Curiosamente los ciudadanos del Principado tienen prohibida la entrada. Que no os extrañe por tanto que os pidan el D.N.I al acceder al interior.

Hoy en día, que están tan de moda los juegos de azar online, hacer apuestas en todo tipo de competiciones o jugar al bingo, el poder tener la oportunidad de visitar un casino de los de toda la vida, y en este caso el mundialmente conocido de Montecarlo, es un lujo que no debemos pasar por alto.

Foto Vía 10 Puntos

Imprimir

Etiquetas:

Categorias: Especiales


Deja tu comentario