Hoteles en el centro de Barcelona

HCC Covadonga

Ya en la guía de viajes que le dedicamos a Barcelona pudimos comprobar el carácter cosmopolita de esta ciudad. Su mezcla arquitectónica, entre lo modernista y lo gótico y medieval, le confieren una belleza plástica indudable. De unos años a esta parte, especialmente desde la celebración de los Juegos Olímpicos en 1992, la Ciudad Condal es uno de los destinos preferentes en Europa. Museos, galerías de arte, monumentos, locales de ocio… La capital catalana lo tiene todo para cualquier turista que se precie.

Para disfrutar plenamente de todos sus atractivos lo más recomendable es alojarse en algunos de los hoteles del centro de Barcelona. ¿Por qué? Pues sencillamente porque de esa manera lo tendréis todo a mano. Desde el centro de la ciudad podéis ir fácilmente a través del metro, el coche, el autobús o el tranvía a cualquier punto, además de no tener la necesidad de movernos demasiado para ir a comer o pasarlo bien, ya que en esta zona hay locales, tiendas, restaurantes y pubs para todos los gustos.

La cadena hotelera HCC es un buen referente para encontrar este tipo de hoteles en el centro de Barcelona. Uno de sus alojamientos es el Hotel HCC Covadonga, un establecimiento de tres estrellas situado en plena Avenida Diagonal. Cuenta con 101 habitaciones, con baño y aire acondicionado, y un diseño elegante y clásico. Con conexión wi-fi gratuita y todos los servicios de un hotel de tres estrellas, es uno de los más indicados para pasar unos días en la ciudad.

Otro tres estrellas en el centro de Barcelona es el HCC Montblanc, un alojamiento de 157 habitaciones apenas a 500 metros de la Plaza de Cataluña y junto al Barrio Gótico. Las habitaciones cuentan con todas las comodidades, y entre las instalaciones del hotel encontramos un piano-bar, un restaurante, servicio de habitaciones, parking en el mismo edificio, piscina al aire libre o conexión wi-fi gratuita entre otros detalles.

Un nuevo hotel barato en Barcelona sería el HCC Taber, un nuevo alojamiento tres estrellas situado junto a la Rambla de Cataluña. Con 92 habitaciones, equipadas con lo imprescindible para sentirnos cómodos, cuenta entre sus instalaciones con sala buffet para los desayunos, snack bar, Bussines Centre, servicio de lavandería, dos salones para pequeñas reuniones y conexión wi-fi. Un lugar céntrico más que estupendo.

Estos tres hoteles son apenas tres ejemplos de lo que supone alojarse en el centro de Barcelona. Estaréis cerca de las principales atracciones de la ciudad, además de no tener problema para disfrutar de la noche sin necesidad luego de tener que desplazarnos. Las ventajas y posibilidades que nos ofrece esta ubicación son únicas.

Imprimir

Etiquetas:

Categorias: Barcelona


Deja tu comentario