- Guias para Viajeros - https://guiasparaviajeros.com -

Excursiones desde Florencia

Florencia es el centro histórico, económico y administrativo de la región de la Toscana. Esta es precisamente una de las mejores zonas para hacer excursiones en Italia, disfrutando de sus paisajes asombrosos, sus ciudades y pueblos pintorescos y una gastronomía exquisita.

A menos de una hora al oeste de Florencia podemos visitar la ciudad de Pisa, con la célebre torre inclinada de más de 58 metros de altura. Su Piazza dei Miracoli está declarada Patrimonio de la Humanidad, y en ella también se encuentra la catedral, construida entre los siglos XI y XII. Asimismo tenemos que pasear por el centro histórico, en donde veremos la Iglesia de San Nicola, la de San Michele degli Scalzi o el Palacio Toscanini.

Al sur de Pisa tenemos Livorno, uno de los principales puertos comerciales del Mediterráneo. De pequeño pueblo de pescadores ha pasado a ser una ciudad con numerosos monumentos de interés, aunque tal vez no sea de las ciudades más turísticas de la Toscana. Hay que destacar en ella su Fortaleza Nueva en el barrio de La Venecia, la catedral y la sinagoga, además del puerto, hasta el que llegan cada día numerosos cruceros.

Setenta y cinco kilómetros al sur de Florencia se halla Siena, dentro de la región de la Toscana. Su centro histórico está declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO desde 1995, y cuenta con algunos monumentos de gran interés. Entre ellos hay que destacar su catedral del siglo XII; la Piazza del Campo, en la que puede verse el Ayuntamiento con su Campanile y el Palazzo Publicco; además del Palacio Salimbeni. La ciudad es un museo al aire libre de iglesias, palacios y museos.

Casi a la misma distancia, pero esta vez hacia el este, podemos visitar Arezzo, conocida entre otros detalles porque en ella se rodó la película de La Vida es Bella. Situada junto al río Arno, cuenta con algunos monumentos de interés como la Basílica de San Francisco, la catedral y la Plaza Mayor. Una pena que su legado fuera casi destruido por completo durante los bombardeos de la Segunda Guerra Mundial.

De los pueblos pintorescos que resultan imprescindibles en la Toscana debemos visitar San Gimignano, un lugar amurallado de origen medieval. Su arquitectura y sus torres hace que su centro histórico sea Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO desde 1990. Desde la carretera que nos acerca a San Gimignano se pueden apreciar sus peculiares torres, que competían cada una de ellas por ser la más alta de la ciudad. Pasear por su centro histórico es uno de los grandes placeres de la Toscana.

Una hora al norte de Florencia se encuentra Bolonia, capital de la Emilia Romaña. Esta ciudad conserva el segundo casco antiguo medieval más grande de Europa, tras el de Venecia. Es conocida como la Ciudad Roja por el color de sus tejados y fachadas. A destacar la Plaza Maggiore y las iglesias de San Petronio y San Francisco, además de la Pinacoteca Nacional del siglo XIX. Al estar cerca de los Apeninos es un lugar estupendo para hacer rutas de senderismo y conocer lo mejor de la naturaleza italiana.

Por último, si tenéis tiempo, a menos de dos horas en coche tenemos la región de la Cinque Terre. Se trata de cinco pueblos pintorescos bañados por el Mar de la Liguria: Monterosso, Vernazza, Corniglia, Manarola y Riomaggiore. Desde 1997 estos pueblos son Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Se puede hacer una pequeña ruta por estos cinco pueblos para disfrutar de las vistas y su patrimonio.

Foto Vía Sorrento Coast Drivers