Excursiones desde Casablanca

El Jadida

La carretera de la costa, tanto al norte como al sur, que parte desde Casablanca puede servirnos perfectamente de puerta de entrada a numerosas excursiones por los alrededores. Asimismo hacia el interior descubrimos paisajes más agrestes pero no por ellos de menor belleza a los que podemos dirigirnos.

Una de las principales excursiones que se plantea desde Casablanca es Rabat, la capital de Marruecos. Situada a 95 kilómetros al norte por la carretera de la costa, es la segunda ciudad más grande del país. Su centro histórico acaba de ser declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, de ahí que sea un lugar perfecto para visitar. A él hay que añadirle la Torre de Hassan, el Mausoleo de Mohammed V, la kasbah y la medina.

Antes de llegar a Rabat, 30 kilómetros al norte de Casablanca, tenemos la ciudad de Mohammedia, que alberga la refinería de petróleo más importante de Marruecos. A pesar de todo cuenta con una interesante kasbah, con sus estrechas callejuelas y sus puestos ambulantes, y muy buenas playas, como las de Santa Mónica, Les Sablettes o Mannesman. Pocos kilómetros más al norte de Mohammedia encontramos Bouznika, con sus playas famosas por ser de las mejores para practicar surf en Marruecos.

Si en vez de ir hacia el norte tomamos la carretera de la costa hacia el sur llegaremos a El Jadida, donde resulta imprescindible visitar la ciudad portuguesa de Mazagán, Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO desde el año 2004. Se trata de un antiguo fuerte colonial portugués del siglo XVI, tomado por los marroquíes en 1769. Hoy sus bastiones y sus murallas siguen siendo uno de los mejores ejemplos de arquitectura militar renacentista en Marruecos.

Pocos kilómetros antes de llegar a El Jadida veremos Azemmour, a 90 kilómetros de Casablanca, otro de los viejos bastiones coloniales portugueses. Cuenta con una playa perfecta para hacer surf y una preciosa medina rodeada de murallas. Si vais en tren desde Casablanca hasta El Jadida, Azemmour es la parada anterior. Así que la visita os puede llevar perfectamente a ver ambas ciudades.

Un poco hacia el interior nos encontramos con ciudades como Ben Slimane, a 60 kilómetros al noreste de Casablanca, con su exhuberante naturaleza y uno de los mejores lugares para jugar al golf en Marruecos. Hacia el sureste tenemos otras ciudades de interés como Berrechid, Settat, Ben Ahmed o Khouribga, esta última a unos 120 kilómetros de Casablanca.

Por último no hay que olvidar la posibilidad de hacer excursiones más lejanas, como a Meknes o Fez, a poco más de cuatro horas en tren, pero que también tienen su particular atractivo. Son muchos los turistas que combinan Casablanca y Fez en sus viajes a Marruecos.

Foto Vía Ensaj

Imprimir

Etiquetas: ,

Categorias: Casablanca


Deja tu comentario