Compras en Casablanca

Medina de Casablanca

Como ciudad moderna Casablanca cuenta con algunos de los centros comerciales y tiendas de marcas más influyentes que pueden verse en Marruecos. Es un magnífico lugar para ir de compras si queremos huir de los bullicios caóticos de las medinas de algunas ciudades musulmanas. Aunque también dispone de su zoco particular, en el que hallar los productos más tradicionales y artesanales como souvenirs.

Si optamos en primer lugar por visitar la medina lo mejor es acceder a ella a través de la Puerta de Bab El Jedid, junto al boulevard Tajar El Alaoui. Emplazado en las viejas murallas de Casablanca, se trata de un típico bazar con sus puestos callejeros y tenderetes en los que encontrar lo más tradicional de la ciudad. Los puestos se organizan según los productos que venden, de ahí que haya distintos zocos, como el zoco del cuero junto a la Gran Mezquita o el zoco de los hojalateros en el barrio de Habous.

Precisamente en el barrio de Habous se halla la medina nueva de la ciudad, más concretamente en la calle Sidi Okba. Las pequeñas tiendas comienzan en la Plaza Mohammadi y van hasta el Palacio Real, y en ellas encontraremos también productos tradicionales, especialmente moda, artesanía y especias. En este barrio también es muy comercial la calle Haj Lamfadel, en cuyos patios con arcos hay muchas tiendas de artesanos y talleres en los que ver cómo trabajan.

Posiblemente el mercadillo más famoso de Casablanca sea el de Derb Ghallef, especialmente porque allí encontraréis de todo y a buen precio. Vasijas, teteras, alfombras, collares, colgantes y todo tipo de falsificaciones de las principales marcas de prestigio. Para los que quieran algo más exclusivo y caro lo mejor es ir hasta el Barrio Maarif. Los principales centros comerciales están en la Avenida de Mers Sultan, destacando especialmente el Centre 2000 y el Alpha 55.

Las compras con tarjeta de crédito se suelen hacer especialmente en los hoteles, restaurantes, centros comerciales, etc… Lógicamente en el zoco no es lo normal pagar con tarjeta de crédito, claro… Ya sabéis que en el zoco se regatea y nunca debéis aceptar el primer precio que os pidan. Por lo general este suele ser el doble de lo que en realidad vale. Además el propio vendedor precisamente lo que quiere es regatear. No hacerlo sería para él casi como una ofensa.

También hay que tener en cuenta que solo debes preguntar el precio de algo por lo que realmente estés interesado. Una vez que preguntes el vendedor tomará la idea de que empieza el regateo, y luego será difícil dejarlo.

Por último, Casablanca al ser una ciudad que no depende exclusivamente del turismo puede ser algo más barata en muchos de sus productos que otros lugares de Marruecos. Aprovechad la oportunidad y perderos en su medina.

Foto Vía Buzznet

Imprimir

Etiquetas: ,

Categorias: Casablanca


Deja tu comentario