Transportes en Casablanca

Taxi en Casablanca

Casablanca es la ciudad más grande y más poblada de Marruecos, por lo que previsiblemente en algún momento tengamos que tomar algún tipo de transporte para movernos por ella. Eso sí, ya os aviso que una de las notas que caracterizan a esta ciudad es su tráfico caótico, que literalmente congestiona las avenidas y bulevares principales especialmente en las horas punta. Con más de seis millones de habitantes, no es ni mucho menos fácil desplazarse por Casablanca.

– Autobuses en Casablanca

Los autobuses tal vez sean la mejor opción para movernos por la ciudad. Unen todos los puntos de Casablanca pero, al estar escritos los destinos en árabe, lo mejor será siempre averiguar acerca de las líneas y sus estaciones para ir sobre seguro. De lo contrario nuestro viaje se convertirá en toda una sorpresa. Máxime si es en hora punta, cuando estos autobuses suelen ir llenos. El billete se compra en el interior, y el precio ronda los 4 dirhams (0,35 euros). Ojo también en el interior de estos autobuses con los carteristas.

La dificultad de moverse en autobús en Casablanca estriba principalmente en el hecho de que hay muchas empresas, rutas y tipos de coches. Aunque el problema está sobre todo en los cárteles en árabe que usan tanto en la propia ventanilla del autobús como en las paradas. O preguntamos o tenemos muy claro que ese autobús es el que nos va a llevar a nuestro destino.

– Taxis

Otra opción muy recomendada en Casablanca son los taxis. Hay que distinguir dos tipos de taxis: los blancos o grands taxis, y los rojos o petit taxis. Los blancos son más caros y son los únicos que van hasta el aeropuerto, de ahí que no sean recomendables para moverse por la ciudad. Los rojos son taxis que solo circulan por la ciudad, especialmente por las avenidas, y no aceptan más de tres ocupantes. Lo normal es que el taxista encienda el taxímetro al comenzar el viaje (hay que estar atento a esto y obligarle a que encienda el taxímetro si no lo hace). Por lo general son los taxis blancos los que no llevan taxímetro.

Tampoco resulta nada extraño que, siempre que haya espacio, el taxista se pare en medio del trayecto para tomar a otro cliente, que dejará en su destino nada más acabar con vuestra carrera. No esperéis un taxi moderno, porque los coches suelen ser algo antiguos. Son bastante baratos en comparación con lo que se ve en España, y en ellos os daréis cuenta que el tráfico en Casablanca es caótico y la conducción muy temeraria y alocada.

– Alquiler de coches

Teniendo en cuenta lo que acabamos de decir para los taxis, alquilar un coche en Casablanca se antoja como una medida muy poco aconsejable. Apenas se respetan las señales de tráfico (tampoco es que haya muchas señalizaciones que digamos) y el tráfico es bastante caótico especialmente durante las horas punta. La falta de señalizaciones hace que sea difícil guiarnos por la ciudad si no es con un GPS o un mapa bastante claro.

Si solo tenéis pensado moveros por el centro de Casablanca no hará falta ningún tipo de transporte público. La medina y las calles aledañas son casi todas peatonales, de ahí que se puedan recorrer fácilmente a pie.

Foto Vía Tulipman

Imprimir

Etiquetas: ,

Categorias: Casablanca


Deja tu comentario