Excursiones desde Melbourne

gran-carretera-oceanica

Uno siempre se puede cansar de la ciudad, con tanto concreto, coches y ruidos, por eso a veces hay que alejarse un poco y merodear por los alrededores. Las excursiones y paseos a corta y media distancia deben considerarse como una oportunidad turística siempre y en el caso de Melbourne hay algunas para hacer.

Veamos, puedes conocer Healesville que solo dista 65 kilómetros.Mucha gente viene aquí simplemente a pasear con el coche admirando los paisajes y la vida salvaje y haciendo algunas compras de queso de cabra casero, la especialidad de la zona. Aquí también está el Tren Turístico del Valle Yarra, los miércoles y domingos, con coches viejos pero restaurados entre los que hay un vagón comedor, uno cafetería y hasta un jardín de cerveza.

Un poco más lejos está Daylesford, un sitio para pasear por el Monte Franklin, en el Parque Victoria, a unos kilómetros del pueblo, o para relajarse en aguas termales que ya tienen mas de cien años recibiendo visitas. Es un pueblo nacido de la mano de la fiebre del oro y hoy en día las casas viejas son tiendas, restaurantes y galerías de arte.

A medio camino está Flinders. Exactamente a 86 kilómetros. Tiene un bonito muelle, playa, un hermoso jardín de lavandas y un laberinto hecho con rosales. Este florece entre noviembre y junio y es muy hermoso. La isla Phillip está a 140 kilómetros y recibe millones de visitantes por año ya que es un sitio para ver pinguinos, en verano y en el Parque Natural de la Isla Phillip a las 9 de la noche.

La isla es un buen lugar para disfrutar de la naturaleza australiana, pingüinos, aves marinas y también plantas en los Jardines Botánicos Reales de Cranbourne. Mucho mas cerca del centro de Melbourne está The Dandenongs, a solo 35 kilómetros. Tiene un monte desde el que puedes contemplar la ciudad, la Cordillera Dandenong con el tren a vapor Puffing Billy y las casas de té, jardines de rododendros y un sitio especial: un parque con esculturas de cerámica en el medio de un bosque de eucaliptos.

Queenscliff está a poco mas de 100 kilómetros y es un balneario de estilo victoriano con muy buen ambiente. Hay muchas tiendas de artesanías y galerías de arte, restaurantes y atracciones. Puedes hacer paseos por el mar en ferry en paseos de 40 minutos desde Sorrento hasta la Península Mornington.

Kyneton está a 85 km, en la Cordillera Macedon, y es un antiguo pueblo nacido también en la Fiebre del Oro. Un sitio para pasear, comer y relajarse. A 138 kilómetros está Lorne, un pueblo muy pequeño que en temporada de vacaciones triplica su población. Cerca, por la costa, pasa la Gran Carretera Oceánica y a 10 km está Otways. La .caminata por los acantilados es un deber. Por último, también tienes Bendigo, a 150 km de distancia, sitio al que puedes llegar en tren y más lejos Beechworth, a mas de 250 km.

Foto vía: Theodora

Imprimir

Etiquetas: ,

Categorias: Melbourne


Deja tu comentario