Comer en Melbourne

pastel-de-carne

Australia es un país construido por inmigrantes así que cada comunidad desembarcó con su propia cocina. La base de la gastronomía australiana es mayoritariamente la de la cocina inglesa e irlandesa pues de esos países provinieron la mayor cantidad de inmigrantes. Después llegarían los inmigrantes chinos y del resto de Asia y eso le otorgaría más color, sabor y aroma a lo que se come aquí.

Los pies, pasteles, son un clásico y lo mismo la carne vacuna, el pollo y las verduras como las judías, las patatas y las zanahorias. Australia tiene mucho ganado así que la carne es uno de los pilares de su cocina cotidiana. Tanto que el pastel de carne es el plato nacional y lo vas a encontrar en todas las cartas.

Fuera de la carne de vaca también se come aquí pollo, cerdo y pescado. Y, ya que estás, puedes probar algo de la carne local y no estoy hablando de vacas sino de canguros, búfalos, emus y cocodrilos. Yo no me lo perdería por nada del mundo. ¿Postres? Pues el Pavlova es un clásico de clásicos, especial para golosos con nata montada y fruta fresca sobre discos de merengue.

En el caso particular de Melbourne es una ciudad donde se come muy bien y se bebe mucho café. Hay cafeterías por doquier y también pequeños restaurantes de cocina étnica por todas partes.. En verano los restaurantes sacan a la acera las mesas y las sillas y algunos tienen patios o terrazas propios. Las zonas para salir a comer fuera mas populares  son Chinatown, Southbank, Aclan Street, Brunswick y Lygon Street.

Y no solo en el centro sino también en los suburbios. ¿Y se come barato? Pues hay de todo, pero un almuerzo barato y bueno lo consigues, no hay problema. En general de lunes a jueves los restaurantes hacen ofertas de mediodía con plato principal y bebida. Y una última cosa, si no te gusta la carne no te preocupes que hay muchas opciones vegetarianas.

Foto: vía Jonjay Ray

Imprimir

Etiquetas:

Categorias: Melbourne


Deja tu comentario