Comer en Seúl

seul gastronomia

La gastronomía coreana es variada y sabrosa. Varía un poco según la región del país pero básicamente se trata de una gastronomía picante, con muchas especias, a base de pescados, mariscos, verduras y arroz. No hay primero o segundo plato sino que todo va a la mesa y se combina con arroz y salsas y si has visto alguna vez una serie o una película coreana habrás visto el rol importante que se le da a la comida por aquí.

Si no te gustan los fritos o te caen mal, o no quieres sufrir en vacaciones con el hígado, despreocúpate porque la cocina coreana no abunda en fritos, como sucede con otras cocinas asiáticas, así que los métodos de cocción se centran mas en escaldar, asar, cocinar la vapor o hervir los ingredientes. Aceite, muy poco.

Hay dos platos que son básicos y no debes dejar de probarlos. Uno es el bulgogi, carne al fuego, y otro es el kimchi. El primero utiliza carne de ternera marinada, cortada en tiras y cocida a la parrilla o fritas en una sartén. Se sirve con arroz y vegetales y en la marinada se incluye salsa de soja, ajo, aceite de sésamo y azúcar.

En general verás que te la sirven sobre una hoja de lechuga o también con kimchi y se come como el sushi, de un sólo bocado. Con respecto al kimchi es un plato a base de col china, una especie de lechuga, aunque también se puede hacer con pepinos o rábanos. Se le suma cebolla, ajos y pimiento, se mezcla bien, a veces con la mano, y queda bien picante y salado. Es imposible no toparse con el kimchi en los restaurantes y en los puestos callejeros, está en todas partes pues así como aparece sólo también está presente en sopas, guisos o arroz.

Si quieres vaca entonces un plato de galbi, costeletas, costillas de carne de vaca asadas con vegetales. El mandukug es una sopa y las mandu son unas empanadas de carne y vegetales. Lo cierto que comer aquí es un verdadero placer y como siempre sucede en Asia, debes hacerlo en los puestos callejeros, los pojangmacha.

En general estos puestos abren al mediodía y no cierran hasta altas horas de la noche. La gente come al paso, no son caros, sirven una variedad de aperitivos y no distinguen clases sociales.Por ejemplo, por entre 2 y 5 dólares puedes comer odeng, pescado prensado hervido pinchados en palillos, hotteok, un pancake relleno con azúcar morena y frutas secas, o miel, canela o semillas de sésamo. Se forman bolas, se aplastan un poco y se fríen. Se sirven calientes así que en invierno son estupendos.

Las tortas de arroz pegajoso están en todas partes y se llaman tteokbokki. Se cocinan en salsa de pimienta ropa y dulce y se come sólo o con fideos o vegetales. Y si quieres algo mas contundente tienes los intestinos de cerdo mezclados con fideos, arroz y sangre del animal, el sundae, una especie de salchicha que se corta en bocados y que se sirve como tapa.

Por supuesto, la ciudad también tiene muchos restaurantes y prepárate, si te invitan a comer, porque la sopa nunca falta. ¿Qué se bebe? Aguardiente llamada soju, elaborado con patatas dulces, y varios tipos de té, de maíz tostado, de arroz, de cebada, cítrico. También hay cerveza y licor y vino de arroz.

Foto: vía Squidoo

Imprimir

Etiquetas:

Categorias: Seúl


Deja tu comentario