Comer en Glasgow

finnan-haddie

Uno podría pensar que la cocina de Gran Bretaña es la misma en todos sus rincones pero sabiendo que dentro de lo que llamamos Gran Bretaña están Irlanda, Gales y Escocia entonces debemos suponer que cada región comparte con sus compañeras muchos platos, sí, pero también tiene su propia cocina.

En el caso de la gastronomía escocesa tenemos muchos productos de mar, muchos frutos del bosque y mucha carne. Un poco de todo, diría yo. Las costas y ríos del país brindan los mejores peces (salmón, pejesapo o rodaballo), y las Tierras Altas venados y terneras. Los bosques brindan frambuesas y moras y no falta el buen queso. Eso sí, Glasgow es una ciudad grande así que más allá de los platos regionales hay todo tipo de cocina internacional.

Hay sopas, muchos platos con carne de caza y vegetales, un buen compendio de quesos y otro de pasteles y panes. Dos platos tradicionales son el Finnan haddie y el arbroath smokies. Abadejos ahumados nacidos en Angus y Aberdeen que también están presentes por aquí. Y en cuanto a peces también se come trucha, abadejo y arenque.

Y si te gusta el pollo hay una receta muy sabrosa y agridulce que lo mezcla con puerro y ciruelas en un guiso llamado cook a leekie. El pudding o budín es otro clásico. Hay una receta de budín picante con patatas y nabos hechos puré que es deliciosa y en materia de quesos el gran compañero de la mesa es el chedar.

A la hora de los postres la cocina de Glasgow y la escocesa en general hace aguas, por lo menos para mí, porque aunque hace uso de frutos del bosque los postres no tienen el brillo de la cocina francesa, por ejemplo. Además, se usa mucha avena. ¿Para acompañar la comida cuál es la bebida?

La cerveza está a la orden del día pero también estamos en la tierra del whisky así que no puedes dejar de probar un poco de este elixir angelical. En los últimos años la oferta gastronómica de Glasgow ha crecido mucho y se ha enriquecido con el aporte de cocinas mundiales. Hay un gran restaurante japonés llamado Nanakusa que es muy popular antes de ir de bares o a bailar y una pastelería de renombre llamada Kember & Jones.

The Ubiquitous Chip (sobre Ashton lane, 12), es un sitio que sirve platos tradicionales desde los años ’70 y es muy popular. Puedes comer en el interior o en un coqueto patio cerrado que es frecuentado por celebridades. Y si caminas mucho y tienes sed puedes probar una lata de Irn-Bru, el refresco de marca local que ya tiene mas de 100 años.

Foto vía: Kittens in the Kitchen



Etiquetas:

Categorias: Glasgow


Deja tu comentario