Compras en Brujas

encaje-belga

Brujas es una ciudad hermosa e interesante donde puedes comprar de todo, desde ropa y cacharros electrónicos hasta cervezas, chocolates y encajes. Pero estos tres últimos elementos son las vedettes de la ciudad y si quieres llevarte a casa algo que te recuerde tu paso por Brujas debe ser alguno de ellas.

El caso de Bélgica con los chocolates es ejemplar, como el de Suiza. Ninguno de los dos países tienen plantaciones de cacao que vayan de la mano de la fama de sus chocolates pero han sabido convertirse en referentes del mejor chocolate del mundo cuando ese título debería ostentarlo, con más razón, algún país americano.

Los chocolates belgas son sabrosos, excelentes pero caros. Pruébalos y si quieres quedar bien una pequeña caja de bombones, para alguien muy especial, no va a desbaratar tu presupuesto. Por el lado del encaje tienes mucha variedad pues la tradición del encaje aquí data del medioevo. Se trata de encajes hechos a mano muy elaborados y por ende, nada baratos.

Pero por suerte hay muchos que se traen de fábricas mas baratas situadas en Asia así que no te costará mucho llevar algo de regalo. Venice, El Pequeño Encaje, Claeys Antiques, Irma o ‘t Apostelientje son algunas de las tiendas más conocidas. Y si te quedas con ganas de saber más hay museos que versan sobre los encajes belgas.

Con respecto a las cervezas encuentras muchas variedades y beer boutiques (como wine bars), en general cerca de las tiendas para turistas. Allí puedes probar cervezas belgas y de otras partes del mundo también y si te metes en un supermercado y compras algunas latas de marcas locales ya tienes mas souvenires.

Hay muchas zonas de la ciudad que son sitios especiales para salir de compras. Hay mercados semanales en varias plazas, en la Plaza Markt y en la Plaza ‘t Zand, por ejemplo. En la Plaza Burg se arma un mercado de pescados de martes a sábados por la mañana. Las tiendas se agrupan entre la primera y la segunda plaza y las cadenas mas conocidas sobre la calle Steentraat.

Otras calles comerciales son St. Jakobsstraat, St. Amandsstraat, Gedmunstraat, Simon Stevinplein, Mariastraat, Noordszandstraat o Vlamingstraat, por ejemplo. El horario de apertura de las tiendas suele ser de 9am a 6pm y un poco más tarde los días viernes. Brujas también tiene un mercado de pulgas y este se organiza los sábados y domingos por la tarde, entre marzo y octubre, en la calle Dijver.

Si te gustan las velas, todo tipo de velas, puedes visitar Kaarsengietereji, el único local de venta de velas de la ciudad . Está cerca de la plaza principal y vende velas elaboradas de manera artesanal de todos los colores y variedades. Incluso, si tienes tiempo puedes encargar una con algún motivo especial. A la hora de los chocolates hay muchas tiendas: Charlene’s Place, Pralinique De bruges, Detavernier-Carpe Diem, The Chocolate Corner y la lista es interminable. Busca precio y calidad, ese es el consejo.

Y finalmente, los diamantes. No vas a poder comprar ninguno pero eso no significa que no puedas disfrutarlos. Visita el Museo del Diamante y conocerás la industria belga de esta preciada piedra.

Foto: vía Wooly Wormhead

Imprimir

Etiquetas: ,

Categorias: Brujas


Comentarios (1)

  1. ricardo deagostini dice:

    muy bueno

Deja tu comentario