Excursiones desde Belfast

nine glens

Belfast es una ciudad de Irlanda del Norte, y aunque tiene muchos atractivos y paseos posibles dentro de los límites de su geografía, hay también una serie de excursiones que podemos hacer por los alrededores. Así que mi consejo es que después de recorrer las calles de la ciudad, a pie, en algún autobús o a bordo de un clásico taxi negro, tomes un mapa y salgas a conocer que hay más allá de Belfast.

Lo bueno que tienen estas excursiones desde Belfast es que no están muy lejos y muchas las encuentras a no mas de una hora de viaje así que puedes alquilar un coche o contratar un taxi, si tienes dinero. Más allá de la ciudad hay una rica tierra de mitos y leyendas, escenarios costeros maravillosos, paisajes montañosos, antiguos castillos y casas de campo que le dan brillo propio a esta parte de Irlanda.

La autopista costera del condado de Antrim es la que te lleva derecho al norte desde Larne. Esta ruta es la puerta de salida a Nine Glens (las nueve cañadas), y su corazón en el Parque Forestal Glenariff. Sobre la costa norte es que encuentras el primer destino turístico en las afueras de Belfast: La Calzada del Gigante.

calzada del gigante

La Calzada del Gigante es esa extraña y particular formación de rocas de basalto que parecen una ruta construida a mano. Hay una leyenda que dice que la construyó un gigante que quería cruzar el mar y creo yo que es lo primero que debes visitar ya que es el único sitio declarado Patrimonio Mundial en Irlanda del Norte. También en Antrim tienes la Destilería Bushmill fundada en 1608 donde puedes beber un trago de whiskey (así lo escriben los irlandeses). Y antes de abandonar el condado puedes conocer el funicular de Carrick-a-Rede.

Dentro del vecino condado de Armagh, el más pequeño de los seis condados que forman Irlanda del Norte, encuentras rastros de los reyes celtas del Ulster y del pasado del cristianismo en el país. Aquí tienes la famosa Prisión de Armagh, el planetario, el Fuerte Navan y la real casa de los reyes de Ulster para conocer.

Finalmente, si tu intención no es viajar mucho puedes quedarte cerca y visitar el Ulster American Folk Park, un museo al aire libre que versa sobre la gran emigración irlandesa hacia América  y que tiene una réplica en tamaño real de uno de los barcos que transportó a los emigrantes del otro lado del océano. Y por supuesto, si es que no vienes de Dublín otro destino no muy lejos de Belfast es la capital de la República de Irlanda, a escasos 131 kilómetros de distancia.

Foto vía: Cushendall Cottages



Etiquetas: ,

Categorias: Belfast


Deja tu comentario