Excursiones desde Edimburgo

lago ness

Edimburgo es una ciudad pequeña y con muchas atracciones pero en sus alrededores también hay sitios que debemos visitar para sacarle todo el provecho posible a nuestro viaje. Hay varios destinos posibles, algunos más alejados que otros pero todos bastante accesibles.

En primer lugar, podemos hacer una visita a Glasgow. Esta ciudad apenas dista 67 km de la capital de Escocia y es otra de sus ciudades más populares además de ser más grande que la propia Edimburgo. Aquí podemos conocer la catedral consagrada en 1136 y modificada posteriormente, la Universidad fundada en 1451, caminar por Buchanan Street, una calle adoquinada preciosa o conocer algunos de sus museos.

Entre ellos destacan la Colección Burrell, la Galería de Arte Moderno o el Museo Kelvingrove. Con suerte, podemos caer en la celebración de alguno de sus tantos festivales: de jazz, el celta, el de cine, el de comedia o el de bandas de gaitas.

capilla rosslyn

Bien, que seguramente haz oído hablar del Lago Ness así que si quieres contemplar sus aguas, o tener suerte y ver a Nessie, hay que viajar 180 kilómetros hasta la vecina Inverness. El sitio es hermoso, está interconectado con otros lagos del país y ocupa un área de unos 56,4 km2. Es muy pero muy profundo y se dice, el hogar de la criatura prehistórica Nessie.

South Queensferry está mucho más cerca, a apenas unos 10 minutos yendo hacia el noroeste. Es un suburbio de Edimburgo pintorescamente victoriano con un hermoso puente de hierro rojo y una bonita y agitada calle empedrada repleta de turistas. Cerca, podemos visitar Hopetown House, una bellísima casa de verano.

El Centro Escocés Seabird está en North Berwick y es especial para aficionados a las aves marinas que habitan en la zona.. El viaje podemos hacerlo en tren, dista diez minutos, o en autobús. El centro abre todos los días y la entrada cuesta alrededor de 7 libras.

Dunfermline es una pequeña localidad que supo ser en algún momento la capital del país. Tiene el Parque Pittencreif y una antigua abadía y está a media hora de Edimburgo yendo hacia Perth así que no está nada lejos. Tampoco está lejos el Museo del Vuelo, en East Fortune. Dista media hora del centro y recorre la historia de la aviación teniendo abierto a visitas nada mas y nada menos que un veloz Concorde.

La Capilla de Rosslyn es un verdadero clásico de las excursiones desde Edimburgo. Es una capilla hermosa y supongo que la conoces de la película El Código Da Vinci. Si es verdad o no lo que dicen de ella no lo sabemos, pero sí está emparentada con los templarios. Es una capilla repleta de simbolismo, cristiano y pagano, y podemos llegar en autobús o en coche pues está a unos 45 minutos de viaje.

Foto 1: vía Jackfre2
Foto 2: vía Juliano Yamakawa

Imprimir

Etiquetas: ,

Categorias: Edimburgo


Deja tu comentario