- Guias para Viajeros - https://guiasparaviajeros.com -

Excursiones desde Londres

Londres tiene de por sí muchas atracciones y atractivos pero ya que estás allí, ¿por qué no alejarte algunos kilómetros y conocer sus alrededores?  Puedes alejarte un poco y hacer algún paseo de medio día o alejarte un poco más y ya pasar todo el día fuera, todo dependerá de cuánto tiempo tengas.

Entre los sitios más distantes tienes Oxford, a 97 kilómetros al noroeste de la ciudad. Es la sede la prestigiosa y antigua universidad y una ciudad muy pintoresca en cuanto a arquitectura. Pasear por sus calles centenarias, sentarse a tomar el té en alguna de sus cafeterías o incluso hacer el viaje en tren entre ambas ciudades es un muy buen paseo. Los trenes rumbos a Oxford parten desde Paddington Station y sino puedes coger el autobús que parte desde la estación Victoria.

Otra de las visitas alejadas es Brighton, una ciudad a la misma distancia de Londres que Oxford pero sobre la costa sur. Los trenes parten desde Victoria o desde King’s Cross y si quieres un poco de aire marino a la inglesa, es tu destino. No es una ciudad plana y aburrida, al contrario, tiene mucha gente joven y mucha vida nocturna así que puedes llegar al caer la tarde, salir de bares o salir de pubs, mejor dicho, y dormir aquí para regresar a Londres en la mañana.

Greenwich es otro destino posible pero está mucho más cerca de Londres. Canterbury es el lugar ideal para sentir la vieja Inglaterra en sus calles y en su catedral. Está a dos horas en tren y en autobús un poco más. Si siempre te ha gustado Shakespeare o haz estudiado inglés debes haber escuchado Stratford upon Avon un millón de veces. Bien, que llegas en dos horas desde Londres y es un sitio mágico con muchos museos y teatros relacionados con el inmortal dramaturgo.

Si conoces Oxford, ¿qué tal Cambridge?. Dista unos 45 minutos en tren desde King Cross o dos horas y pico en autobús, tienes museos, la universidad y un atractivo paseo a la vera del río Cam. Y finalmente, si de la época medieval se tarta un castillo no viene mal: el Castillo Warwick.

Este castillo está a 150 km de Londres y es uno de los mas populares del país. Organiza espectáculos de época, tiene museos, tiendas, restaurantes y digamos que se ha convertido en la atracción medieval de Inglaterra. Llegas en poco más de hora y media de tren así que si sales temprano puedes ir y regresar en el mismo día.

Por último, como demás opciones tienes el Palacio Hampton Court a orillas del río Támesis, los Jardines Kew del siglo XVII y 121 hectáreas de tamaño y el Centro London Wetland, el primer pantano de una ciudad capital, una reserva de fauna acuática.

Un último apunte: Stonehenge, en el condado de Wiltshire, al sur de Inglaterra… ¡no os lo perdáis!

Foto 1: vía Sandro Mancuso
Foto 2: vía Jarvis Eye