Comer en Hamburgo

labkaus comida en Hamburgo

Podemos hablar de una gastronomía alemana que en realidad no es solo exclusiva de este país sino que es compartida por todas las regiones de habla alemana, pero también es cierto que más allá de ciertos ingredientes o formas de cocción la cocina alemana tiene características propias en cada región y muchas veces, si hablamos de la frontera con Austria o con Suiza, veremos influencia de esos dos países. ¿Pero qué sucede con la cocina de Hamburgo?

Bueno, a mi la cocina de Hamburgo me encanta. No es lo ideal para hacer una dieta y tampoco es la cocina francesa o la asiática, con tantos sabores, pero su simpleza arrolladora parece la mejor receta para llenar el estómago. La gente de la ciudad come mucho pescado, arenques, carpas, anguilas, rodaballo, lenguado y salmones, pero también langostas, camarones y cangrejos. A esta carne blanca le suman un poco de carne de ternera y en cuanto a las verduras la reina absoluta es la patata, las coles y las judías.

Tal vez el plato típico de Hamburgo sea el Birmen, un plato a base de judías, panceta y peras. Se come en otoño, por las peras, y es exquisito. También, como en buena parte de Alemania un plato invernal es el Labskaus, o carne con patatas asadas, los embutidos y claro, los pescados asados al horno o la sopa de anguila llamada Aalsuppe. Yo no pasaría por alto todo lo que tiene que ver con pescados y mariscos ya que siendo una ciudad portuaria los pescadores traen estos productos frescos todos los días.

birnen

Los gourmets dicen que Hamburgo tiene una de las mejores cocinas de Alemania así que en la medida en que el presupuesto de tu viaje te lo permita no dejes de comer en algún restaurante. No tiene porqué ser de lujo, yo para probar las cocinas locales prefiero los restaurantes pequeños, antiguos y bien comunes. De cocina popular, pero todo depende del bolsillo. ¿Recomendaciones?

Si quieres comer en un viejo almacén renovado puedes ir al Warsteiner Elbspeciher. Mira al río Elba y al puerto y sus astilleros. Hablando de sitios atípicos, hay un restaurante que funciona en una antigua tienda de zapatos de los años ’50, el Restaurante Nil, especialista en comida alemana contemporánea y otro repleto de arañas de cristal y objetos góticos mezcla de café y bar llamado Cafe Fees. Y si te alcanza el dinero yo cerraría la visita probando platos regionales en el Ratsweinkeller, el restaurante mas antiguo de la ciudad.

Imprimir

Etiquetas: ,

Categorias: Hamburgo


Deja tu comentario