Comer en Munich

weisswurst

Bueno, estamos en Alemania así que están de enhorabuena quienes disfruten de los embutidos, las salchichas principalmente. Las típicas salchichas blancas están a la hora del día y son un buen desayuno a media mañana mientras caminamos por algún mercado o nos sentamos a degustarlas en una taberna con un poco de esa sabrosa mostaza dulce alemana y envuelta en un rollo de masa. Eso sí, antes del mediodía y con un vaso de cerveza de trigo. Se dice que la weisswurst es un invento de Munich y que salió de la galera de un carnicero pasado de copas, pero como sea es un clásico de la ciudad así que no te la pierdas.

Pero no todo es salchichas, pues la cocina bávara es de las mas sabrosas del país. Además de las weisswurst tenemos unas albóndigas que flotan en sopa llamadas Leberknödel, varios tipos de ensaladas que suelen acompañar los platos de carne, y una una mantequilla elaborada con páprika, queso camembert y cebolla que se llama Obatzta, es una delicia y puede untarse en el pan, por ejemplo. La verdad es que si eres de buen comer y no importa la hora del día, siempre andas con apetito Munich es para ti. Eso sí, regresarás a casa con algunos kilos de más si prestas atención a las tabernas, puestos y restaurantes.

haxn

Hay muchos lugares donde podemos comprar imbiss o aperitivos y entre ellos contamos todo tipo de sándwiches, aunque uno muy sabroso es el de cordero asado o carne de res (el clásico e internacional  döner Kebap), y los también clásicos perritos calientes. Otro plato popular es el Leberkäs o hígado de queso. ¿Cómo es esto? Bueno, ni una cosa ni la otra: es un pastel asado que se cocina por la mañana y se sirve durante el día así que puedes comer un liberkäs semmel (pastel de carne entre dos panes sazonados con mostaza picante), a cualquier hora del día.

Fuera de los aperitivos mundiales si quieres probar buena cocina casera entonces debes enfilar hacia las tabernas o los típicos jardines de cerveza, restaurantes-pubs o las bodegas. Aquí se sirve comida casera y el ambiente es bullicioso ya que está compuesto por trabajadores de fábrica o estudiantes, pero sin dudas es lo mejor para entrar en el ambiente de la ciudad.

Y bien, finalmente tendrás que vértelas con muchas sopas y guisos, la carne de res, el chucrut y el puré de patatas. Probarás Hax’n o jamón asado crujiente y jugoso, jabalí, venado, pato con col roja, algo de pescado y Tellerfleisch, carne cocida con rábano picante rallado y patatas. ¿Postre? Bueno, strudel de manzana.

Imprimir

Etiquetas: ,

Categorias: Munich


Deja tu comentario