Excursiones desde Viena

wachau 1

Viena es una ciudad donde uno puede quedarse días recorriendo sus calles, barrios, plazas, museos, palacios y galerías de arte. Pero lo mejor es reservar un par de días para hacer algunos viajes a las localidades cercanas para descubrir sus alrededores, tan pintorescos y con bellezas como la misma ciudad.

Por ejemplo, en mitad de camino entre Viena y Linz encontramos Melk. Se trata de una ciudad donde la visita obligada es la enorme y majestuosa abadía construida en una suave colina que mira el río Danubio. Tiene 1000 años y desde el año 1089 viven allí los monjes benedictinos. Ya la conocéis, por lo menos si habéis visto la película basada en el clásico El nombre de la Rosa, de Umberto Eco. Es el edificio donde transcurre la acción, y hoy alberga un interesante museo, un restaurante y un parque.

Alejándonos de Melk, entre ella y Krems an der Donau, está el Valle del Wachau, uno de los valles mas hermosos y mágicos del país. Es el lugar perfecto para disfrutar del día al aire libre pues pueden practicarse primero, muchos deportes acuáticos en als aguas del río y segundo, actividades en tierra como excursiones, paseos, tours por los viñedos, senderismo y ciclismo en las dos orillas del río. En la zona hay algunas agencias de alquiler de bicis así que nada es más fácil que alquilar una y quedársela todo el día para andar de aquí hacia allá.

krems 1

Otro de las posibles excursiones y un clásico a la hora de salir de la ciudad es Krems an der Donau, hacia el oeste de Viena y a unos 70 km. Está ciudad es tan antigua como a Abadía de Melk y está construida rodeada de viñedos. Tiene un pintoresco y bonito casco histórico, Stein, con viejos edificios de siglos de antigüedad, calles estrechas y adoquinadas que se interrumpen con pequeñas plazoletas.

Aquí en Krems an der Donau hay un par de iglesias interesantes, como la Piaristenkirche, donde pueden verse obras de Johann Martin Schmidt, un artista del medioevo. Más obras suyas se exhiben además en el Museo Wienstadt. Además, están las murallas medievales con su imponente Pulverturn, la torre redonda de 1477 y la puerta de 1480 y la Steiner Tor con un campanario barroco de 1765. También está la iglesia parroquial de St. Veit, la Kapuzinerkirche, otra iglesia, y la plaza Hoher Markt, espaciosa y grande, con una fuente de 1682. Frente vemos un edificio gótico del año 1260, el Gozzo-Burg, algo impresionante.

A estos tres sitios a los alrededores de Viena podéis llegar en tren. El tren rumbo a Melk salen de la estación Westbahnhof de Viena y el tren que va a Krems sale de la estación Franz Josef Bahnhof, cada dos horas y el viaje hasta esta última ciudad dura 1 hora.

Imprimir

Etiquetas: ,

Categorias: Viena


Deja tu comentario