- Guias para Viajeros - https://guiasparaviajeros.com -

Excursiones desde Moscú

Moscú es una ciudad bastante bonita pero lo cierto es que a sus alrededores encontramos ciudades todavía más hermosas que conservan iglesias y palacios antiguos que hablan de su pasado: un pasado en manos de varios principados que lucharon contra la invasión mongola y que perdieron importancia en la medida en que Moscú fue teniendo peso propio.

Así, la excursión principal que debemos hacer desde la capital es el llamado Anillo de Oro, una ruta que atraviesa estas antiguas ciudades. El primer destino es Serguiev Posad con su monasterio amurallado y la Catedral de la Trinidad donde descansan los restos de San Sergio que son objeto de peregrinaciones. Es un complejo lujoso de palacios, catedrales e iglesias, una más bonita que la otra. Se llega en tren en una hora y media. Le sigue la ciudad de Rostov-Veliki sobre la orilla del lago Nero, una ciudad tranquila con más palacios, museos e iglesias.

Su antítesis parece ser la ciudad de Yaroslavl a orillas del Volga. Es bulliciosa, cosmopolita, en sus playas siempre hay gente y sus calles arboladas son ideales para caminar y visitar palacios, iglesias antiguas o monasterios. En especial no hay que perderse la Iglesia del Profeta Elijah que data del siglo XVII y que tiene unos frescos hermosos y el monasterio de la Transfiguración del Salvador del siglo XII desde cuyo campanario pueden verse la ciudad y el río. Y por supuesto, hay que contratar un crucero por el Volga que nos llevará directo al Mar Caspio.

Desde Yaroslavl podemos tomar un barco rumbo a la ciudad de Kostroma a una hora y media o enfilar rumbo a Vladimir, a unos 178 km al noroeste de Moscú. No es la mas hermosa pero tiene dos viejas iglesias, la Catedral de la Asunción que data del siglo XII y tiene cúpulas doradas y la Catedral de San Dimitri tallada en piedra. Unos 30 km al norte de Vladimir ya entramos en la campiña rusa y nos toca entrar a la hermosa y pintoresca ciudad de Suzdal con sus edificios de madera, canales, muchas iglesias típicas rusas, un Kremlin, una catedral con cúpulas azules y un bonito café, el café Emolya, donde hay que detenerse a beber un café mirando la ciudad.

El Anillo de Oro incluye muchas ciudades más, pero en caso de querer recorrerlo todo es necesario contar ya con entre 10 y 12 días. Si no es el caso, podemos conocer solo las ciudades más cercanas.