- Guias para Viajeros - https://guiasparaviajeros.com -

Tokio, guía de viaje

Para mí no hay como Tokio. Es una ciudad moderna y cosmopolita, pero no deja de ser una ciudad asiática así que quien crea que es como Nueva York o París se llevará más de una sorpresa. Agradable sorpresa, por cierto. Jamás me he sentido tan lejos de casa como aquí, pero sin ningún sentimiento de dolor o nostalgia, simplemente por la enorme distancia que me separaba de mi hogar y por las grandes diferencias culturales que veo siempre. Aunque precisamente por ellas vuelvo una y otra vez.

Bien, que pensando entonces en una guia general que te permita ver, disfrutar, recorrer y sentir Tokio creo que lo mejor es sentarse con un mapa del sistema de transporte en una mano y en la otra una guía de sitios turísticos importantes. Una buena forma de no perderte ninguno de los barrios más interesantes es siguiendo el recorrido circular de la línea YamanoteJR: Shinjuku, Ikebukuro, Ueno, Akihabara, Yoyogi, son algunas de las estaciones que te dejarán cerca de tu destino.

Lo primero es lo primero así que podemos visitar primero el Palacio Imperial y sus jardines. Están cerca de la estación de Tokio, en pleno distrito financiero, y es como un oasis o un Central Park en el corazón de la urbe. La ciudad en sí es un buen comienzo y lo cierto es que salir y entrar de las estaciones correctamente te va a llevar un buen tiempo pues no es nada fácil orientarse. Pero ahí está la diversión, te lo aseguro: precisamente en los corredores subterráneos hay todo un mundo por descubrir con muchas tiendas y bares así que si vas en invierno créeme que no querrás salir mucho.

Pero bien, que otros distritos que no puedes perderte son los siguientes: Ginza (tiendas de lujo y calles peatonales los domingos), Roppongi (excelente para ir de bares por la noche), Ikebukuro con sus tiendas baratas, Asakusa con el templo mas famoso de la ciudad, el Museo de la cerveza Yebisu, Shibuya (repleto de gente joven) y finalmente Shinjuku, la meca de los adolescentes, otakus y frikis. No puedo dejar fuera la Torre de Tokio construida en 1958 a dónde debemos subir en las últimas horas de la tarde para ver el atardecer sobre la bahía, el Santuario Nogi en las calles de Roppongi con su mercado de antigüedades, el barrio de Omotesando para los amantes de la moda, el parque Yoyogi los domingos con los imitadores de Elvis, el parque Ueno y todos los museos.

Tenemos así el Museo Nacional de Tokio, el Museo Metropolitano de Arte de Tokio, el Museo de Arte Occidental y uno de mis preferidos, el Museo Ghibli dedicado a toda la obra de Hayao Miyazaki, el gran mangaka y animador japonés. Por supuesto, también hay numerosos parques y templos pero yo creo que lo mejor es dejar la guía por unos momentos y salir a caminar, dejando que el día nos lleve a distintos destinos y por distintas rutas.

DIVERTIRSE EN TOKIO

La ciudad tiene mucha vida social y eso se ve en las calles. Hay bares, discotecas y una multitud de cafeterías y restaurantes. Hay pequeñas tiendas donde se bebe y se come de a pie, hay bares caros en Roppongi o en los principales hoteles y a veces nos toparemos con bares cuya entrada está escaleras abajo, desapareciendo de la calle. La entrada a las discos es cara pero suele incluir una o dos consumisiones y en los bares existe muchas veces una consumisión mínima. Aunque tiene fama de cara, en estas cosas Tokio no lo es y los precios de la cerveza o los cigarrillos apenas es un poquito mas caro que en otros países.

En fin, que hay muchos bares elegantes y otros no tanto, karaokes y discos para elegir. Eso sí, si vas con un japonés o japonesa será mucho mejor porque los japoneses suelen ser desconfiados… además te aseguro que es mucho más divertido. Claro, si no eres amigo de las discos y la música electrónica tienes una escena rockera japonesa que se desarrolla en bares más pequeños por la zona de Shibuya. Y finalmente, si quieres oír a un japonés tocando jazz entonces debes ir a The Blue Note Tokyo. Caro, pero el mejor.

ARTICULOS RELACIONADOS CON TOKIO

La Torre de Tokio

Museo Nacional de Tokio

El Palacio Imperial de Tokio y sus jardines

El Templo Sensoji en Tokio

Museo Edo-Tokio

Estación de Tokio con aire holandés

El Parque Yoyogi

RECOMENDACIONES

¿Qué te puedo decir? Es mi ciudad preferida. Es casi perfecta, pero vayan algunos consejos: en el caso de que no sepas una sola palabra de japonés, anotas la pregunta en inglés en un papel y se la enseñas a alguien. Los japoneses no son muy duchos hablando en inglés pero lo entienden escrito. No viajes en las horas punta porque te será imposible con tu mochila (si vas de mochilero), compra la comida en los minimercados y cocina en los albergues, siéntate cada vez que puedas si caminas mucho porque en la ciudad no abundan los bancos en las calles y cuando estés cansado no habrá donde relajarse.

Lleva medias limpias y en buen estado siempre porque aquí nunca sabes cuándo deberás sacarte los zapatos (templos y tiendas de ropa, por ejemplo) y por último, sé cortés y te devolverán la cortesía y no prejuzgues a nadie que así es la mejor forma de divertirte y aprender cosas nuevas.