Reservar un coche para nuestro viaje

Hoy me váis a disculpar por desviarme un poco de lo que es una guía de viaje, pero quiero poner algunos consejos necesarios para alquilar un coche en nuestros viajes. Yo lo he hecho algunas veces, y he alquilado uno más que para la ciudad en sí (siempre he preferido «patearlas») para sus alrededores, cuando hay tanto que ver que resultaría incómodo el ir en autobús o tren.

Eso hice por ejemplo al alquilar un coche en Italia; más concretamente en el Véneto, donde había demasiado que ver en pocos kms. Verona, el lago di Garda, Sirmione, Treviso, Padua… El coche nos permite pararnos donde queramos, admirar los paisajes más detenidamente, disfrutar mejor de la gastronomía de los lugares y descubrir esos rincones que tanto nos gustan a los viajeros, sea por encontrar un pueblecito poco conocido o por llegar a un restaurante donde encontramos un manjar que pocos conocen. Esa es la gran ventaja de alquilar un coche. La libertad y la independencia que nos ofrece.

Pero al hacerlo, tened clara una cosa. En primer lugar, conocer la zona perfectamente, no sólo las carreteras, sino los lugares a los que habéis de acercaros para así aprovechar mejor el tiempo. Una vez en el coche, echad la mano a vuestra guía de viajes, pero siempre sabiendo a dónde dirigirse.

En segundo lugar, el tipo de coche que necesitáis. Reservasdecoches, que ya he utilizado en alguna ocasión, nos ofrece una amplia gama de vehículos, desde los utilitarios, muy apropiados si se va sólo o en pareja; hasta los familiares si es que se va con niños o con la abuela, pasando por los todoterrenos, si pensáis recorrer alguna zona abrupta, o de lujo.

Además, podréis retirarlo tanto en las estaciones de trenes como en los aeropuertos, con lo cual es mucho más cómodo, dirigiros directamente a ellos una vez lleguéis a la ciudad, y con él iros al hotel antes de comenzar vuestra ruta.

Pensad también en el seguro, pues casi todos los dan con una franquicia, aunque sí suelen ser a todo riesgo. Yo suelo pagar esa pequeña diferencia que supone quitarle la franquicia, pues así voy más tranquilo.

Y, por último, tened en cuenta el maletero, porque por ejemplo, los utilitarios son muy cómodos para dos personas máximo, pero tienen el problema de tener un maletero pequeño. Si vais con más de dos bultos, entonces pensad en alquilar uno de la gama B, que es un tamaño un tanto superior.

Ah, y sabed que reservar un vehículo es muy sencillo, pues se puede sacar primero el presupuesto desde vuestra misma casa sólo con entrar en la página de reservas, y una vez elegido todo lo que necesitamos, sólo hay que hacer la reserva. Luego ya pagáis al retirar el vehículo.

Imprimir

Etiquetas:

Categorias: Informacion General


Deja tu comentario