Comer en Praga

Goulash

La arquitectura de Praga es imponente y hermosa, tanto la afrancesada, producto de la época monárquica como la contemporánea e innovadora, hermosa. Praga es una ciudad bella con bellas mujeres (no sé si viene al caso pero hay que decirlo).

Disfrutando del estupendo paisaje praguino uno se pregunta si su gastronomía es igual de espléndida, y la verdad, al menos para mí, modesto comensal, lo que vi no da la talla de su maravillosa arquitectura.

Y es que la comida típica es bastante elemental, y atención que no estoy diciendo desabrida, es sabrosa pero sencilla. Unos guisos muy espesos con carnes es básicamente lo que ofrece la gastronomía praguense. A veces acompañado de albóndigas de pan o papa a las que llaman Knedlík, y una porción de choucroute, que no es otra cosa que col fermentada.
Cerveza

Un plato típico de la gastronomía praguina es el Goulash o estofado de carne. Vale la pena probar las carnes ahumadas y los embutidos que se acostumbra comer acompañados de cerveza. Y es que la cerveza de Praga sí que tiene un buen sabor y cuerpo, y tienen hasta 475 variedades de espumosa cebada refrescante, la Pilsner Urquell por ejemplo es muy buena, definitivamente la tienes que probar.

Y ya que hablamos de licores, hay un aguardiante hecho a base de ciruelas al que llaman Slivovice, muy popular en Praga y digno de probarse.

Lo que sí debo señalar, es que en Praga se come según al lugar al que se vaya; ésto es, hay tres tipos de lugares para comer: los Kavárna, donde uno toma café y a lo mucho algunas galletas o una tarta. Los vinarma, que son restaurantes donde todas las comidas se acompañan con vino. Y los pivnice, donde la comida se puede acompañar con cervezas y otros licores. A tenerlo en cuenta.

Los restaurantes ubicados en la zona de Malá Strana son los más recomendables, pues son mayormente concurridos por funcionarios gubernamentales y por tanto su variedad y calidad están garantizadas.

Imprimir

Etiquetas:

Categorias: Praga


Comentarios (1)

  1. Juan dice:

    Please, cambia la cevada por cebada, que es más de verda.
    También eso de «no sé si viene al caso pero hay que decirse»
    no me suena correcto, quizá un «hay que decirlo» o «debe decirse»

    En cualquier caso, muchas gracias por la información que aportas en tu página. Es estupenda.

Deja tu comentario