Comer en Salzburgo

comer en Salzburgo

En Salzburgo uno tiene los ojos bien abiertos y la cámara lista para capturar las mejores vistas y claro, después de un buen rato de hacer turismo por la ciudad el estómago empieza a pedir sus mimos. Comer en Salzburgo es delicioso, no solo porque la comida es buena, sino porque sus ambientes acogedores y elegantes también lo son. Uno puede cenar en una bodega de construcción medieval lo mismo que en restaurantes más sofisticados con impresionantes vistas del río Salzach o de la Fortaleza.

En Salzburgo es típico comer una Sopa de hígado, que no es más que el clásico caldo con hígado y fideos, pero condimentados de una manera muy sabrosa. También preparan una sopa de ajo muy buena, con variedad de hierbas o incluso con cerveza. No hay que olvidar que los cursos de cocina de Salzburgo tienen prestigio a nivel mundial.

En los restaurantes es común encontrar el escalope vacuno a la vienesa (Wiener Schnitzel), el cerdo hervido y servido con una variedad de guisos. Pero también encontramos el cerdo asado (Schweinsbraten), que lo preparan con la corteza muy crujiente y lo acompañan con ensalada de col blanca. Otro plato popular es la carne de res cocida con crema de espinaca, o acompañada con salsa de cebolla, o con salsa picante de rábano con pan y papas fritas, una delicia. No me puedo olvidar del Kärntner Kasnudl que es una pasta rellena con queso y muy sabrosa, o el Tiroler Gröstl que se trata de patatas con jamón frito. Otros platos suculentos son el ganso asado servido tradicionalmente con col roja, y la trucha a la molinera (Forelle nach Müllerin Art).

En cuanto a los postres, pues tenemos el pastel de manzana (Apfelstrudel), la famosa tarta de chocolate (Sachertorte), los crepes (Palatschinken), el bizcocho al estilo de Viena, la tortilla dorada, el sufflé de nuez con salsa de chocolate (Mohr im Hemd), y un manjar muy típico que consta de tres montículos de sufflé espolvoreado con confitería y azúcar, servido en bandeja de plata y que lo llaman el Salzburger Nockerl.

Un buen lugar para encontrar muchos lugares donde comer sabroso es la calle Getreidegasse, si te fijas en los arcos de los lados, encontrarás restaurantes de muy buena calidad. ¡Buen apetito!

Imprimir

Etiquetas: ,

Categorias: Salzburgo


Deja tu comentario