Casablanca, guía de viaje

Casablanca

Casablanca es la ciudad más grande y más poblada de Marruecos. Cuenta con seis millones y medio de habitantes y está situada en la costa atlántica, 80 kilómetros al sur de Rabat, la capital. El nombre que recibe tiene su origen en la “casa branca”, apelativo con el que que la conocían los marineros portugueses que pasaban frente a sus costas.

Si bien se tienen noticias de asentamientos en esta zona desde el siglo XI, Casablanca no sería fundada como tal hasta la segunda mitad del XVIII. Actualmente es una gran metrópoli, en la que conviven lo antiguo y tradicional con lo moderno. Dentro de esta última zona hay que destacar sin duda La Corniche, paseo marítimo de dos kilómetros de longitud en el que se encuentran los principales hoteles, bares, pubs, restaurantes y discotecas, además de las famosas playas de la ciudad y el faro de Hank.

Como principales monumentos de Casablanca hay que destacar especialmente la Mezquita de Hassán II, la segunda más grande del mundo tras la de La Meca. Su minarete de 172 metros de altura se puede ver a kilómetros de distancia. Fue construida entre 1985 y 1993 y es una de las pocas mezquitas del mundo que permite la entrada de los no musulmanes. Su interior es impresionante, ya que pueden caber hasta 90.000 personas.

Un poco más antigua es la Catedral del Sagrado Corazón. Fue construida en estilo neogótico en 1930, aunque dejó de prestar sus servicios como iglesia en 1956 tras la independencia de Marruecos. Actualmente es un centro cultural en el que se realizan exposiciones, conciertos y otros eventos. Si está abierta también podéis subir a sus torres para disfrutar de una magnífica panorámica de la ciudad.

Casablanca cuenta con dos medinas, la antigua y la nueva. La más antigua se encuentra rodeada por las murallas construidas en el siglo XVI, y en ella veréis numerosos puestos ambulantes para ir de compras y las puertas de Bab Jédid y BabMarrakech. La medina nueva se halla a dos kilómetros del centro de Casablanca, en el barrio de Habous. Esta medina es más tranquila que la vieja y en ella tenemos parques, grandes edificios, el Palacio Real y la Iglesia de Nuestra Señora de Lourdes.

Precisamente en el barrio de Habous se encuentra el edificio de Mahkama Pacha, que actualmente sirve de tribunal y salón oficial de recepciones. Cuenta con unas 60 habitaciones pero su particular encanto radica principalmente en los magníficos patios de tipo árabe-andaluz alrededor de los cuales se hallan todas las demás dependencias.

Cerca de la medina vieja podemos encontrar el Mercado Central de Casablanca, otro de los rincones imprescindibles para ir de compras o bien degustar los platos de pescado de fresco de los restaurantes que hay por aquí. Alrededor de esta zona se sitúa la Plaza Mohamed V, una de las plazas más bellas de Casablanca. Está rodeada de numerosos edificios, entre los que destaca el Palacio de Justicia, la Prefectura, el Consulado de Francia o el Banco de Marruecos. De noche es sencillamente espectacular.

DIVERSIÓN EN CASABLANCA

El ambiente de Casablanca lo encontramos especialmente en La Corniche, un paseo marítimo de dos kilómetros de longitud que va desde el faro El Hank hasta El Morabito de Sidi Abderrahmán. Aquí encontramos hoteles con salas de fiesta, discotecas y restaurantes, pubs, cabarets, salas para bailar, etc… Una zona animadísima tanto de día como de noche, sobre todo porque frente a ella se sitúan las principales playas de Casablanca.

Hacia el centro de la ciudad hay que destacar el boulevard de Mohammed V, lleno de restaurantes, teterías, bares y pubs para tomar algo relajadamente. Otras zonas con buen ambiente son Miami Plage y Ain Diab, además de imprescindible tomar algo en el Rick’s Café, el bar en el que está ambientada la película de Casablanca, aunque no tenga mucho que ver con el original.

ARTÍCULOS RELACIONADOS CON CASABLANCA

ALOJAMIENTOS EN CASABLANCA

En Casablanca encontraréis todo tipo de alojamiento, desde los hoteles más exclusivos hasta otros de nivel medio, pequeños hostales, pensiones, etc… Si queréis reservar habitación en la ciudad os recomiendo hacerlo a través del siguiente enlace: Hoteles en Casablanca. Os recomiendo en la medida de lo posible alojaros en un riad, una residencia tradicional para disfrutar mucho más cerca del encanto de las ciudades musulmanas.

RECOMENDACIONES

Al ser una ciudad bastante grande, turística y moderna, en Casablanca tienen una mentalidad mucho más abierta que otras ciudades musulmanas. Aunque esto no quiere decir que tengamos que ser respetuosos con la vestimenta, por ejemplo, respetando las tradiciones locales, nada alocado. Las mujeres deben cubrirse brazos y piernas antes en entrar en la mezquita, y no se debe mostrar mucho afecto con los saludos.

Como suele ocurrir en los lugares demasiado bulliciosos, como el zoco y la medina, hay que tener mucho ojo con nuestras pertenencias. No hay problema para que mujeres solas visiten Casablanca, pero de noche es mejor no frecuentar lugares solitarios. Por otro lado, en Casablanca hablan árabe, mientras que la segunda lengua es el francés, antes incluso que el inglés. Llevad con vosotros una guía de conversación.

En la medina y zona de compras hay que ser respetuoso y tener un poco de paciencia, ya que algunos vendedores son un poco pesados. Por muy insistentes que sea lo mejor es no ofender ni despreciar lo que te ofrecen.

Foto Vía Gogobot

Imprimir

Etiquetas: ,

Categorias: Casablanca, Guia de viajes


Deja tu comentario