Excursiones desde Manila

cascadas Daranak

La ciudad de Manila es un sitio fascinante pero también lo son sus alrededores así que si estás planeando un viaje mi consejo es que te reserves un par de días para hacer algunas excursiones no muy lejanas, en la mayoría de los casos. Hay playas, volcanes, senderos para caminar islas, montes, cascadas, buceo en lagunas, snorkel y algún tour  de iglesias. Este último tour es algo muy popular entre los filipinos y lo hacen cada jueves santo. Planean las iglesias qué visitarán y se lanzan a la aventura.

En verdad en los alrededores del centro de Manila hay muchas iglesias históricas, entre ellas la misma catedral, la de Nuestra Señora Ritya, la Iglesia de San Rafael, la de San Miguel (todas por la zona de Pampanga), y otras más en Rizal, Batangas, Cavite, Bucalan, Quenzon y Laguna. Este último sitio también es un buen lugar para comer pizza con longaniza, huevos de pato y pickles. Sí, todo en la misma pizza. Hay basílicas, iglesias y conventos en todas estas provincias cercanas y lo ideal es programar una ruta y conocer varias juntas. Por ejemplo, puedes programar un viaje a Pampanga, te llevara todo el día, eso sí, pero si tienes tiempo sigues ruta y pasas por Laguna de Bay con sus dos bonitas iglesias.

Aquí puedes pasar por Pakil y Paete y en Rizal por Baras, Tanay y las Cascadas Batlag y las Daranak , todo en Rizal. Si enfilas rumbo al Monte Banahaw podrás ver siete lagos, los Siete Lagos de San Pablo, pasando por mansiones de estilo Art-Deco e iglesias hermosas. También está el cementerio subterráneo de Nagcarlan. Preciosos destinos todos pero un paseo desde Manila estaría incompleto si no te e acercas a conocer la Isla Corregidor. En general un tour alquilado incluye el viaje en ferry, el almuerzo y la visita guiada a los memoriales de guerra y las baterías de la artillería que aún sobreviven como parte de la defensa marítima de Manila.

En esta isla resistieron las fuerzas estadounidenses el avance de las tropas japonesas durante la Segunda Guerra Mundial, era el cuartel general de McArthur, el general estadounidense que dijo aquí la célebre frase “Regresaremos”, cuando tuvo que salir disparado rumbo a Australia. Y así lo hizo, los japoneses se apostaron en la Isla Corregidor y aunque resistieron el regreso no pudieron evitarlo. La isla tropical es hermosa y sus recuerdos bélicos son impresionantes. Finalmente, si quieres bucear puedes hacerlo en Eagle Point, el punto de submarinismo más cercano a la capital filipina, al sur de Batangas, a tres horas de viaje. ¿Quieres salir de excursión? También lo puedes hacer en el Lago Taal, una maravilla geológica que está a dos horas de la ciudad que está rodeado por un volcán del que se dice, es el volcán mas pequeño del mundo.

Foto vía: Hershey Magorskidoodle

Imprimir

Etiquetas: ,

Categorias: Manila


Deja tu comentario