Le Mans, guía de viaje

Le Mans es una ciudad francesa que aparece en los libros de historia desde muy temprano, desde antes de la llegada de los romanos que la convirtieron después en parte de la Galia y construyeron termas y un anfiteatro. Llegar desde la capital francesa es muy fácil ya que con el tren TGV llegas en una hora solamente. También puedes llegar desde Marsella, Nantes y otras ciudades en el mismo medio de transporte.  Ya hablamos de ellos, de su gastronomía, de las compras que puedes hacer y las excursiones por los alrededores que su buena ubicación permite. Ahora nos toca el turno de hablar de sus atracciones principales.

¿Qué tiene para ofrecernos Le Mans? En principio tiene un casco histórico muy bien conservado con calles adoquinadas, casas que en parte todavía son de madera y fachadas centenarias que más de una vez han servido como set de cine. Debes conocer la Catedral St- Julien, dedicada a San Julian de Le Mans, el primer obispo de la ciudad, y también lo que queda de la muralla y los baños romanos, más cerca del río. Si vas en verano es mejor porque cuando cae el sol esta zona se ilumina especialmente y se relata la historia de la ciudad. Las murallas datan del siglo III.

En materia de espacios verdes está el Jardin des Plantes du Mans, un jardín botánico que abre todos los días sin cobrar entrada. Data de la segunda mitad del siglo XIX, tiene dos secciones unidas por túneles, un jardín francés de 3 hectáreas con rosas y senderos y un jardín inglés un poco más grande con muchos árboles y un bello estanque. Si lo tuyo es la cultura y no la naturaleza entonces puedes conocer el Museé de Tessé, un museo de arte que tiene también una colección de arqueología y arte decorativo. Por su parte el Musée de la reine Bérengère funciona en una casa de estilo gótico. Esta reina, hija mayor del rey de Navarra, fue la esposa de Ricardo I de Inglaterra pero nunca vivió en aquel país y hasta se duda de que la pareja haya tenido relaciones sexuales.

Un buen día, ya viuda, se instaló en Le Mans, propiedad suya, y se convirtió en una gran benefactora de la abadía local convirtiéndose después en monja. Mientras esperaba que su cuñado le pagara la pensión de consorte murió y fue enterrada aquí. En los años ’60 se encontró un esqueleto femenino que, se piensa, le pertenece, y hoy descansa debajo de una efigie de piedra en una capilla. En el museo que lleva su nombre hay muchas obras de arte y pinturas relacionadas con la historia regional. Además, la casa es un museo en sí misma. Entre otros museos está el Museo del Automobil y el Museo de Ciencias Naturales Vert.

Tampoco dejes de conocer la Abadía de I’ Epau,a  las afueras de la ciudad, la abadía cisterciense que ayudó a fundar la reina, esposa de Ricardo Corazón de León, y las iglesias de Notre Dame du Pré de los siglos XI y XII y con vitrales modernos que remplazaron a los antiguos tras la Segunda Guerra, y la Notre Dame de la Couture, de estilo gótico y del siglo VI. Por último, también está el Circuito Bugatti de las famosas 24 Horas de Le Mans, el circuito permanente de la ciudad, y el Circuito de la Sarthe que funciona cada mes de junio. El Túnel conecta la Place des Jacobins con Pont Yssoir y data del siglo XIX. Al día de hoy es un símbolo de Le Mans, lo mismo que el menhir que mira al río Sarthe desde hace miles de años.

DIVERTIRSE EN LE MANS

Para una diversión familiar puedes conocer Papea City, un parque de atracciones que está en las afueras de la ciudad y que incluye juegos, montañas rusas y atracciones acuáticas. Abre todos los días entre julio y agosto entre las 10:30am y las 6:30pm y el resto del año menos tiempo. Las 24 Horas de Le Mans también se pueden contar como algo para divertirse, ¿no es cierto? Tiene lugar en junio pero en el resto de la temporada hay otras carreras también.

En abril tiene lugar aquí el Festival de Jazz de Europa con muchos conciertos, en mayo el Gran Premio Francés de Motociclismo y el Festival de L’Epau, de música clásica, en julio el Son et Lumière, momento en que todos los edificios, murallas y catedrales se iluminan por la noche y en agosto hay un festival de teatro callejero, música y circo.

La diversión por la noche ronda el centro de la ciudad, alrededor de la Place de la Rèpublique con sus restaurantes y cafeterías. También vale la pena moverse por el casco histórico pero recuerda que la diversión se concentra los fines de semana ya que los estudiantes universitarios no van mucho al centro los días de semana.

ALOJAMIENTOS EN LE MANS

Aquí os dejamos una relación de distintos hoteles en Le Mans

ARTÍCULOS RELACIONADOS CON LE MANS

. Los mejores festivales del mayo

RECOMENDACIONES

Le Mans es una ciudad tranquila pero todo cambia cuando llega junio, el mes de la carrera de coches. Si vas para esa época procura hacer reservas con tiempo porque miles de personas llegan a la ciudad.

Foto: vía France-Province

Imprimir

Etiquetas: ,

Categorias: Guia de viajes, Le Mans


Deja tu comentario