Kioto, guía de viaje

Pabellon Dorado de Kioto

Kioto fue la residencia imperial entre el año 794 y 1868 pero durante mucho tiempo el poder real no estuvo en manos del emperador sino del jefe de los señores feudales. El Hijo del Sol regresó a comandar los destinos de Nihon (el nombre de Japón en Japonés), ese año del siglo XIX e inició una nueva era para el país: la entrada a la Modernidad. Kioto es una ciudad encantadora que fue varias veces destruida y reconstruida por las guerras internas y los incendios comunes, aunque por suerte se salvó de los bombardeos de la Segunda Guerra Mundial.

Por eso mismo es un compendio de santuarios, templos y casas antiguas. En la zona central de la ciudad encuentras el Palacio Imperial, dentro de un parque enorme. Fue reconstruido en 1855  y tiene varios salones, jardines y entradas. Aquí se coronaban los emperadores y solo puedes ingresar con visitas guiadas reservadas con antelación. No puedes ingresar dentro de los edificios, solo caminar alrededor de ellos y por los jardines y debes contactar con la Agencia Imperial para arreglar día y horario de manera online. Por otra parte está el Castillo Nijo que data del siglo XVII, la casa de Ieyasu Tokugawa, el primer shogun del llamado Período Edo, poder real del país. Tiene cinco pisos y fue donado a la ciudad como sitio histórico. Es Patrimonio Mundial desde 1994, abre de 8:45am a 5pm y la entrada cuesta 600 yenes.

Al este de la ciudad, y un buen trecho andando desde la Estación de Kioto, está el Sanjusangendo, un templo que alberga 1001 estatuas de Kannon, la diosa de la misericordia. Fue fundado en 1164 y reconstruido exactamente igual un siglo después por un incendio. El salón mide 120 metros y es todo de madera y en el medio hay una estatua de Kannon flanqueada por 500 estatuas mas de tamaño humano. Es impresionante pero si vas en invierno te mueres de frío porque hay que entrar sí o sí descalzo y las pantuflas que te entregan no te abrigan. La entrada también cuesta 600 yenes. Otro de los templos famosos de Kioto es el Templo Kiyomizudera, el Templo del Agua Pura. Data del 780 y está en las colinas al este de la ciudad. También es Patrimonio Mundial y es un sitio famoso por su amplia terraza de madera construida a 13 metros del suelo de la colina desde la que se tiene una vista estupenda.

No dejes de beber de las Cascadas Otowa, aseguran longevidad, buena fortuna y amor. Eso sí, si bebes de los tres cursos de agua que se separan de ella, uno por cada deseo, se te considerará codicioso. La entrada es más barata, 300 yenes.  Por otro lado puedes visitar el Mercado Nishiki, una calle comercial de cinco manzanas con cientos de tiendas y restaurantes que se conoce acertadamente como la “cocina de Kioto”. Es el mejor lugar para comprar y comer. También está el barrio Higashiyama, pegado a las laderas de las colinas, uno de los mejores barrios históricos de la ciudad con calles angostas, árboles y edificios de madera.

Uno de los pabellones mas famosos de Japón es el Pabellón Dorado pero lo cierto es que aquí en Kioto está también el Pabellón Plateado o Ginkakuji, un bonito templo zen construido a semejanza del primero. Está rodeado de otros templos zen, en el medio de jardines y es un sitio dedicado a las artes japonesas. La entrada cuesta 500 yenes y no cierra nunca. Uno de los paseos mas hermosos, por lo menos en otoño y en primavera cuando están los cerezos en flor, es el llamado Sendero del Filósofo, un sendero de piedra que cruza la parte norte de Kioto, por el barrio Higashiyama, todo bordeado de cerezos. Recorre unos 2 kilómetros y comienza alrededor del Pabellón Plateado. Está bordeado por cafés, restaurantes, santuarios, templos y un canal.

Santuario Fushimi-inari

Y por supuesto no me puedo olvidar de Gion, el barrio de las geishas y el mas famoso de la ciudad. Hay tiendas, restaurantes y muchas casas de té u ochaya. Es aquí dónde las maiko y las geiko (aprendices y geishas), entretienen a sus clientes. Es un barrio de madera con casas que parecen ser pequeñas de afuera pero son muy grandes por dentro. La zona que no puedes perderte es Hanami-koji, el mejor lugar para encontrar dónde cenar o tomar el té… o cruzarte con una geisha en plena calle. Tomar el té en una ochaya con geisha incluida es una experiencia cara y no puede ir cualquiera. Corres con ventaja si conoces a algún cliente que te presente, pero no te preocupes que hay shows para turistas. A Gion puedes llegar en autobús desde la Estación de Kioto.

Finalmente, al norte de Kioto está el Pabellón Dorado o Kinkakuji, con sus jardines y estanques. No cierra ningún día y abre entre las 9am y las 5pm. El precio de la entrada es de 400 yenes. Si te gustan los típicos jardines zen entonces no te pierdas es el Templo Ryoanji, el jardín de rocas. En media hora de autobús desde la estación de Kioto llegas al templo y si tienes el JRP puedes usarlo. En los alrededores de Kioto siguen los destinos atractivos pero si tienes tiempo mi favorito es el Santuario Fushimi Inari con su sendero bordeado de decenas de toris rumbo a la cima de la colina. Subir y bajar implica 2 o 3 horas pero vale la pena, es hermoso.

DIVERTIRSE EN KIOTO

Kioto tiene muchos eventos culturales y festivales. El más famoso de todos es el Gion Matsuri, el festival del Santuario Yasaka que transcurre a lo largo del mes de julio: procesiones, desfiles, bailes, es muy pintoresco y divertido. Otro festival colorido es el Aoi Matsuri que tiene lugar cada 15 de mayo y que incluye un multitudinario desfile con gente vestida como la antigua aristocracia del Período Heian. Van caminando desde el Palacio Imperial hasta los santuarios Kamo y comienzan a hacerlo a las 10:30am. También está el Jidai Matsuri, cada 22 de octubre, para celebrar la fundación de la ciudad. También hay desfiles con trajes de época que recorren toda la historia japonesa.

Y por supuesto, en la noche de Kioto tienes restaurantes, bares y discotecas. Después de todo es una enorme y bulliciosa ciudad.

HOTELES EN KYOTO

Por si estáis buscando alojamiento, aquí os dejamos una lista de Hoteles en Kioto.

ARTÍCULOS RELACIONADOS CON KIOTO

. Guía de atracciones de Kioto

. Templos y Fiestas en Kioto

. Guía de Casas de Té en Kioto

RECOMENDACIONES

Japón es un país seguro así que aquí no debes tener miedo de casi nada. Me animo a decir que nadie te va a robar tus cosas ni a tratar mal. Los japoneses son muy amables con los occidentales aunque a uno le cuesta sacarse de encima los temores y recelos a caminar de noche o por calles vacías. Mi consejo es que disfrutes, te relajes y sientas Kioto, la esencia de la historia y cultura japonesas.

Foto 1: vía Guide of Travels

Foto 2: vía Nekotabi

Imprimir

Etiquetas: ,

Categorias: Guia de viajes, Kyoto


Deja tu comentario