Copenhague, guía de viaje

nyhvan

Copenhague es una ciudad que en poco más de un siglo cumplirá 1000 años sumándose así a otras ciudades de Europa. Fue fundada en 1167 en el mismo sitio en donde se alza el parlamento y el famoso Palacio de Christiansborg y en algún momento fue la capital del territorio que hoy ocupa Dinamarca, Suecia y Noruega.

El corazón arquitectónico de Copenhague es la red de canales y un puñado de edificios que fueron construidos por el rey Christian IV (siglo XVI y XVII), pero como es una ciudad que ha padecido ataques e incendios también hay edificios de los siglos posteriores. Entonces, ¿cuáles son las principales atracciones que no hay que perderse?

En principio, Amalienborg Slot, el palacio real. En realidad son cuatro palacios en una zona de forma octogonal con un interesante museo de tesoros y salas reales donde además puedes ser testigo, todos los mediodías, del cambio de guardia. Por ingresar al museo pagas entrada, unos 50DKK. Siguiendo con los edificios más antiguos tenemos el Castillo Rosenborg que data del siglo XVII.

En este edificio de ladrillos rojos se exhiben las Joyas de la Corona, hay hermosos y centenarios jardines y la entrada cuesta un poco más cara, 65DKK. Finalmente esta la Torre Redonda o Rundetarn, el observatorio mas antiguo del continente europeo construido en 1642. Se puede subir a la torre de 35 metros para poder contemplar la ciudad y tomar buenas fotos panorámicas.

¿Museos? Tienes el Museo Real de Bellas Artes con obras de Rubens, Tiziano y Rembrandt, entre otros artistas. Puedes entrar gratis los días miércoles. También está el Museo Nacional que funciona en una elegante residencia del siglo XVII. Si quieres saber cómo es la historia del país y su evolución desde tiempos inmemoriales pues éste es el sitio indicado. Además, hay de todo un poco pues incluye antigüedades de todo el mundo. También los miércoles entras gratis.

Hablando de antigüedades de Roma, Egipto y Grecia pues otro sitio interesante es el Ny Carlsberg Glyptotek que data de comienzos del siglo XX. Entre estas antigüedades hay además obras de algunos impresionistas relevantes del movimiento como Monet o Cezanne. Un último atractivo turístico relacionado con el arte es el Museo de Arte Moderno Lousiana, situado a unos 40 km del centro y con obras de renombrados artistas internacionales.

amalienborg

Para divertirse en serio está el Tívoli, un gran parque de atracciones que data de la primera mitad del siglo XX y que al día de hoy tiene decenas de atracciones, teatros, un museo y montañas rusas. Si vas en invierno hay un mercadillo de navidad y si vas en verano pues muchos recitales y eventos culturales. Por último, si de recorridos se trata hay dos paseos impostergables: uno es una caminata por la ribera del mar (otrora zona de burdeles y hoy zona bien cool, de pubs y restaurantes) y otro es un tour por los canales.

En Nyhavn, esta zona, vivió el autor Christian Andersen así que en su honor está la famosa estatua de la Sirenita o Den Lille Havfrue, puesta allí en 1913 y desde entonces icono de la ciudad. El tour por los canales es aquí tan indispensable como en Amsterdam porque permite contemplar la ciudad desde otro punto de vista. Suelen durar una hora y hay una opción que es hop-on-off, de sube y baja como en el caso de los autobuses turísticos.

He dejado para lo último un hermoso castillo, el Castillo Kronborg en Elsinore, uno de los castillos renacentistas mas importantes de Europa. Es el popular castillo de Hamlet, hoy sirve como museo y hay una hermosa colección de 40 tapices con los 113 monarcas daneses que existieron hasta 1580.

-DIVERTIRSE EN COPENHAGUE

Aquí la diversión no comienza temprano sino tarde, después de cenar y promediando la medianoche así que hay que mantenerse despierto uyn poco más que en otras ciudades de Europa. A la hora de comer fuera hay muchos restaurantes con una gastronomía variada y en materia de pubs pues también hay variedad y puedes ir a escuchar rock, pop, jazz y música electrónica.

Lo bueno para los turistas es que muchos de estos sitios funcionan en edificios antiguos e históricos, algo que suma color. Puedes sentarte en un sitio gourmet o en un bodegón de comida danesa. Lo común es que cualquiera de estos sitios sirvan alcohol y comida y que algunos bares se transformen en clubes nocturnos o pequeñas discos después de las 12 de la noche con DJ’s invitados tocando música en vivo.

Copenhague es una ciudad que vive el jazz así que, aunque no es Nueva York, hay muchos bares donde sentarse a disfrutar de una cerveza y buen jazz. En el mes de julio hay un festival especial y muchos bares se suman al festejo así que es un buen momento para visitar la ciudad. Finalmente, aquí se bebe mucha cerveza así que hay destilerías, bares, eventos y museos que la tienen como protagonista. Digamos que puedes hacer una Ruta de la Cerveza.

– ARTÍCULOS RELACIONADOS CON COPENHAGUE

– RECOMENDACIONES

A las atracciones que enumeramos más arriba yo sumaría un par de visitas interesantes: la Fábrica Real de Porcelana es una de ellas ya que funciona en una residencia elegante del siglo XVII y el Museo de los Récords Guiness es la otra.

Tampoco dejaría de hacer la Ruta de la Cerveza dentro de la misma ciudad y en los alrededores. Si vas en verano también puedes caminar por la ciudad de la mano de uno de sus ciudadanos mas ilustres: Andersen. Hay otros paseos también que permiten conocer los distintos aspectos de la vieja ciudad, la histórica y la romántica por ejemplo.

Sumaría, un paseo en barco por el puerto y los canales y una excursión a Christania, la llamada Ciudad Libre, una comuna de estilos alternativos de vida que data de los años ’70 y que tiene cabañas y un aire rural muy pintoresco. Y si es verano, cerca tienes las playas de Amager, a 5km, y la de Belleveu, a 10km.

Foto 1: vía Sebastien Michel
Foto 2: vía Hiytel

Imprimir

Etiquetas: ,

Categorias: Copenhague, Guia de viajes


Deja tu comentario