Barcelona, guía de viaje

Barcelona

Barcelona, la gran ciudad cosmopolita, la eterna dama medieval y modernista, en una mezcla que la hace cada día más elegante. Debemos y queremos perdernos por Barcelona, arremolinados en las callejuelas de su Barrio Gótico, donde las sorpresas nos esperan en cada esquina, o bien perdiéndonos en sus amplias avenidad, en la Diagonal o Paseo de Gracia.

Monumentos que destilan el gusto por lo modernista. ¿Quién no se asombra ante la Sagrada Familia de Gaudi?, ¿quién no lanza una sonrisa de emoción y ternura viendo las formas de la Casa Batlló?, ¿a quién no le gustaría subir a la montaña de Montjuic o el Tibidabo, y poner Barcelona a los pies de nuestra pareja?. Sería el mejor regalo para los sentidos.

Vamos precisamente a eso, a perdernos por Barcelona. La ciudad abre sus brazos, su emoción, su vibrante vida nocturna, y nos acoge en un torbellino de sensaciones. ¿Queréis sentir la fuerza modernista de esta ciudad?. Preparaos, que ponemos rumbo a la diosa del Mediterráneo.

VISITAS EN BARCELONA

– Casa Batlló

Junto a otro de los grandes edificios, como la Casa Amatller, tenéis la Casa Batlló, diseñada por Gaudí en 1905. Veréis sensuales curvas de hierro y piedra brillante en su fachada y balcones. Se cuenta que la casa representa la leyenda de San Jorge y el Dragón, ya que las ondulaciones son el cuerpo de la bestia, que se ve especialmente en el techo.

El edificio fue abierto al público en el 2004, y su interior es casi tan elegante como el exterior. Escaleras sinuosas, grandes ventanales y vidrieras. Si queréis visitarla está en el Paseo de Gracia, 43, y abre de lunes a domingo de 09.00 a 20.00 horas. La entrada es un poco cara, sí, pero vale la pena, ya que son 17 euros para los adultos, 14 euros para niños y estudiantes, y gratis para los menores de 5 años.

– Catedral de Barcelona

Uno de los mejores ejemplos de gótico catalán, sus torres pueden verde en todo el Barrio Gótico. Preside la Plaça de la Seu, y comenzó a construirse a finales del siglo XIII, concluyéndose a mediados del XV. Sin duda que es una de las catedrales más impresionantes de España. Acercaros a la Capilla de San Benet en su interior, aunque lo que más cautiva a todo el mundo es su claustro, con árboles frutales y un estanque en el centro.

Podéis visitar también la tumba de Santa Eulalia, el museo, o incluso mejor, tomar un ascensor para subir a la azotea, y obtener unas maravillosas vistas de la ciudad. La subida se puede hacer de lunes a sábado, de 10.30 a 13.30 horas y de 17.00 a 18.00 horas, a un precio de 2 euros.

– Palau de la Música Catalana

Declarado Patrimonio de la Humanidad en 1997, fue diseñado por Lluis Domenech i Montaner entre 1905 y 1908. Su fachada es deslumbrante, con una serie de columnas preciosas. El techo consta de una cúpula de cristal. Vale la pena revisar el programa de conciertos y actos, para poder asistir y verlo en su pleno apogeo, en una noche de concierto.

– Teatro del Liceo

Se inauguró en 1847, y luego más tarde en el año 2000, tras el devastador incendio que lo desturyó seis años antes. Se trata de uno de los mejores teatros de ópera del mundo, aunque siempre se le ha vinculado con la burguesía catalana. Tiene capacidad para casi cuatro mil personas, y aunque las entradas son un poco caras, lo mejor es hacerle una visita guiada.

– Sagrada Familia

La obra maestra, aunque incompleta, del genio de Gaudí. No nos podemos ir de Barcelona sin al menos pasarnos por la plaza que preside la Sagrada Familia. Nadie se queda indiferente ante ella. Las formas y los estilos son realmente impresionantes. Se iniciaron las obras en 1882, y aún continúan. Tiene distintas fachadas que hacen las delicias de todos, como la de la Natividad o la de la Pasión.

La entrada para visitar el interior es de 11 euros para los adultos, y 9 euros para estudiantes y niños. Se puede subir a las torres tanto en escalera como en ascensor, al precio de 2 euros. Las escaleras son de caracol, y hay que tener un poco de cuidado al subirlas.

– Museo Picasso

Cinco palacios medievales en la calle Montcada, en el corazón del Barrio Gótico, albergan este museo, en el que se muestra la obra del genial artista malagueño, que se trasladó a Barcelona en 1895. Aquí en Barcelona se puede decir que Picasso aprendió a pintar. Las obras están expuestas en orden cronológico, para ir viendo la evolución del pintor.

El museo abre de martes a sábado de 10.00 a 20.00 horas, y los domingos de 10.00 a 15.00 horas. La entrada es de 5 euros para los adultos, 2,50 euros para estudiantes y jóvenes menores de 25 años, y gratis para los niños menores de 16 años.

– Parque Güell

Por encima del centro de Barcelona se halla este parque, salido de la imaginación de Gaudí, que en un principio iba a ser un modelo de ciudad ajardinada, con 60 viviendas, pero que nunca se terminó. Hay figuras de dragones, mucho colorido, azulejos rotos, formas extrañas, chimeneas inclinadas. En definitiva un parque onírico, en el que el color y la luz son sus características predominantes. Abre desde las 10.00 horas, y la entrada es libre.

VIDA NOCTURNA EN BARCELONA

Barcelona tiene muchos rincones para pasar la noche. Por ejemplo, tenemos el Barrio Alto, donde sus bares y discotecas se concentran en la calle María Cubí. Más cercano y accesible es el barrio de Gracia, cuyo centro es la Plaça del Sol. L’Eixample también tiene muy buenos bares y locales, aunque suelen estar más extendidos. En verano, la gente suele ir más bien a la zona del puerto, al Maremagnum, al final de las Ramblas.

CÓMO LLEGAR A BARCELONA

Barcelona está perfectamente comunicada por carretera, autobuses, y por la estación de tren de Sants. Quizás la mejor forma de llegar a Barcelona sea a través de su Aeropuerto de El Prat, situado 12 kilómetros al suroeste de la ciudad. Para llegar hasta Barcelona hay un servicio de Aerobus que enlaza con la Plaza de Cataluña cada quince minutos, haciendo varias paradas durante el trayecto. Esta opción es muy buena para aquellos que vayáis con poco equipaje.

Desde el aeropuerto también hay trenes, que salen cada 30 minutos, y enlazan con las distintas estaciones del centro de la ciudad. El billete de tren cuesta alrededor de 2,40 euros. También existe la opción del taxi, en un trayecto de 20 ó 30 minutos, a un precio que oscila entre los 15 y los 21 euros

ALOJAMIENTO EN BARCELONA

En una ciudad como Barcelona es fácil encontrar el alojamiento adecuado a tus necesidades por su enorme variedad. Puedes buscar tu habitación y reservarla en el siguiente enlace: hoteles en Barcelona.

Más información sobre turismo en esta ciudad en Guía de turismo por Barcelona.

Foto Vía Costa 27

Imprimir

Etiquetas: ,

Categorias: Barcelona, Guia de viajes


Deja tu comentario