Munich, guía de viaje

munich

Munich es una ciudad muy atractiva. Tal vez no tenga la belleza de Hamburgo pero si estás por Alemania no te la puedes perder ya que es una buena combinación de campiña con aires cosmopolitas. Es una ciudad antigua que fue fundada en 1158 y que durante casi el 90% de su historia estuvo dominada por una misma familia, los Wittelsbach, que a la postre enriquecieron con sus colecciones de arte los grandes museos de Munich.

En alemán, Munich se dice München, o casa de monjes, y por supuesto deriva de sus primeros monasterios. Y a esta presencia religiosa le debe, por ejemplo, la fabricación de uno de sus mayores sellos: la cerveza. Verás que las calles son limpias, los espacios amplios y la gente agradable, y el mejor lugar para sentarte a contemplar cómo es la ciudad y cómo es su gente es la plaza Marienplatz.

Esta plaza ha sido el corazón de Munich desde el mismo momento de su fundación y hoy es el nudo por donde pasa toda la red de transporte. Originalmente era el lugar del mercado y se llamaba Schannenmarkt pero a mediados del siglo XIX se instaló una estatua de la Virgen Maria y entonces se la rebautizó como Marienplatz. A uno de sus lados está uno de los edificios mas emblemáticos, el Ayuntamiento, una estructura del siglo XIX de estilo neo gótica con una torre de 85 metros de altura y el famoso Glockenspiel con sus autómatas representando ciertas escenas de la ciudad cada vez que suenan las campanas.

El Ayuntamiento no es el único edificio que te quedarás contemplando ya que el casco histórico tiene varios, entre ellos el Museo del Juguete y la catedral de Munich construida entre el siglo XV y el XVI. También está el Münchener Residenz o castillo, un castillo del siglo XIV que fue ampliado por la familia gobernante varias veces hasta darle forma a un conjunto de siete palacios con siete patios. Algo increíble. Son 600 años de historia (reconstruido después de la Segunda Guerra Mundial), los que están en estos muros con sus muebles, tapicerías, antigüedades, cuadros y mucho más.

Aquí se realizaron los Juegos Olímpicos de 1972, tristemente célebres ya que los atletas israelitas fueron asesinados, así que todavía puede visitarse el Parque Olímpico en excursiones con reserva previa. Puedes subir hasta la punta de la Torre Olímpica (290 metros) para comer algo en el restaurante y observar la ciudad y el parque. Hablando de parques y espacios verdes uno de los mas grandes de toda Alemania está aquí y es el llamado Jardín Inglés.

Este lugar tiene otras atracciones dentro, templos, pabellones, una casa de té japonesa, un lago y un anfiteatro donde se realizan eventos culturales diversos, por ejemplo. E incluso, funciona el Museo Nacional Bávaro.  Otro sitio con jardines hermosos es el Palacio Nymphenburg, la residencia de verano de los Wittelsbach, con su pequeño, encantador y rococó Palacio Amalienburg, el más bello de Alemania. Si quieres darle un vistazo al pasado real, pues te vienes para aquí.

Finalmente, si te gusta el arte tienes las llamadas Tres Pinacotecas: una del siglo XIX con obras de Rubens y Rembrandt, otra dedicada al arte contemporáneo y otra dedicada por completo al arte moderno. Nos queda el original edificio de la BMW y si te gusta el séptimo arte pues tienes los Estudios Cinematográficos de Baviera.

– DIVERTIRSE EN MUNICH

La zona para salir de noche es Schwabing pues está lleno de restaurantes, bares, pubs, cafeterías, salas de concierto y gente en las calles. Hay muchos sitios para salir y si no quieres ir a una discoteca puedes ir a algún bar donde se escucha música o toca alguna banda en vivo, algo bastante común.

¿Eres una persona moderna? Entonces debes enfilar hacia el barrio de Gärtnerplatz ya que aquí hay muchos bares de ese estilo. Y si eres gay entonces  el centro de la movida es el Glockenbachviertel y uno de los sitios principales es el Café im Sub. Pero en realidad no todo es ruido y bullicio, también puedes tener veladas mas tranquilas y para eso puedes ir a beber una copa de vino o un poco de cerveza a los patios de cerveza, en verano lugares muy divertidos, o a una bodega para disfrutar de un ambiente mas adulto.

En Munich la noche termina tarde, así que siempre hay tiempo para divertirse.

– ARTÍCULOS RELACIONADOS CON MUNICH

. El Palacio Nymphenburg, en Munich

. El mercadillo de Navidad en Munich

. Oktoberfest 2009

. El edificio BMW, en Munich

. Más información sobre la ciudad: turismo en Munich.

– ALOJAMIENTO

Si necesitas encontrar habitación, aquí te dejo donde podrás buscar y reservar tu alojamiento: hoteles en Munich

– RECOMENDACIONES

Munich es una ciudad grande y debes andar con cuidado porque hay delincuencia así que toma las precauciones que tomarías en cualquier otro lugar. Los recorridos turísticos te aconsejo que los comiences bien temprano en la mañana y que en lo posible no dejes de hacer las excursiones a los alrededores. Es mucho más interesante visitar un castillo que salir a buscar el edificio de la BMW, por ejemplo.

Y bien, que si llegas para la Oktoberfest ten en cuenta que hay mucha gente así que reserva con anticipación, llega temprano a las carpas sino olvídate del asiento, no bebas tanto como los alemanes, si vas a participar de las atracciones pues hazlo antes de que estés al límite del vómito y bien, que no te robes una de las típicas jarras porque a no ser que seas muy bueno en el arte de hacer desaparecer cosas deberás pagar unos 50€ de multa.

Imprimir

Etiquetas: ,

Categorias: Guia de viajes, Munich


Deja tu comentario