Lisboa, guía de viaje

lisboa

El desarrollo económico en Europa no fue parejo para toda la región y algunos países lo disfrutaron más tarde que otros. Entre ellos, España y Portugal, por ejemplo, de ahí que este último país muy especialmente tuviera que superarse a sí mismo para comenzar a atraer turistas. Pero es un país muy hermoso y Lisboa es una ciudad encantadora así que desde entonces los turistas llegan para disfrutar de su historia, monumentos, música y por supuesto, su gastronomía.

Hoy la ciudad es muy moderna, ha sido restaurada, renovada y mejorada en la última década y media así que se presenta al turista como una de las capitales de Europa que hay que conocer. Es un lugar que puede recorrerse a pie fácilmente, por lo menos su casco histórico, aunque parte del encanto es trepar a los tantos tranvías que suben y bajan las calles en cuesta, o a los funiculares y elevadores.

Estos medios de transporte nos llevan por ejemplo al Castelo Sao Jorge, en lo alto de la colina. Desde aquí se tienen unas buenas panorámicas de la ciudad, el casco antiguo, las murallas y el río. Tenemos por un lado Baixa, el centro comercial y financiero de Lisboa con la Plaza do Comercio como eje, mirando al río. Es un barrio para conocer pero no es el mas bonito de la ciudad. Para eso, tenemos el Barrio Alto.

El Barrio Alto es un tejido de calles que suben y bajan, estrechas, empinadas y curiosas, repletas de gente en los días de la semana y con una vida un poco mas tranquila los sábados y domingos. Hay muchas tiendas, pero de noche vibra con una gran vida nocturna y uno puede comer aquí en uno de sus restaurantes de fado, por ejemplo, y después salir de bares a la zona portuaria que ahora aparece revitalizada con bares y tiendas, aprovechando los enormes y antiguos almacenes y depósitos.

Sin embargo, la parte mas hermosa de Lisboa es Belém. Para llegar aquí podemos coger un tranvía y visitar sin falta el Monasterio de los Jerónimos, un edificio de estilo manuelino con ciertos toques góticos y platerescos. Aquí está por ejemplo la tumba de Vasco da Gama, algo impresionante. El edificio tiene dos plantas, mucha luz y un jardín interior con una hermosa fuente. Lo mejor es ir al caer la tarde porque el sol transforma la piedra de Alcántara de blanca a dorada.

También en Belém está la famosa Torre, a un par de kilómetros, una defensa contra el Tajo que comenzó a construirse en 1514 y tiene 5 plantas. Se puede subir por una estrecha escalera, pero ya en la terraza la vista es hermosa. De vuelta en la ciudad tenemos que conocer el Museo Nacional do Azulejo, construido en 1509, los Miradores que están distribuidos en siete colinas alrededor de la capital, cada uno con una panorámica distinta y Alfama, el barrio mas antiguo y popular con tiendas curiosas, plazas y laberintos de calles donde convivían cristianos, judíos y musulmanes.

Y claro, no debemos olvidar La Sé, la catedral de Lisboa.

– DIVERTIRSE EN LISBOA

Lisboa es una ciudad que también vive de noche o, mejor dicho, tiene una noche larga. Sus bares y discotecas pueden permanecer abiertas hasta las 4 de la mañana y tradicionalmente la movida se centra en el Barrio Alto ya que aquí están los restaurantes de fado y las discos mas famosas. Este es el barrio tradicional de la vida nocturna pero últimamente también han abierto muchos sitios en la renovada zona portuaria, Docas, al este del Puente 25 de Abril.

Otro barrio interesante es la zona de Santos, un lugar más tranquilo que Barrio Alto con pequeños bares puertas adentro y discotecas donde cae gente famosa. Pero bien, que sea donde sea Lisboa tiene discotecas, bares, casinos y muchos espectáculos de música. Pero no puedes dejarla sin asistir a alguna de las tabernas de fado, un tipo de canción que nace en el siglo XVIII de boca de los marineros. Es un género medio romántico, medio triste, algo llorón podríamos decir, pero con mucho sentimiento así que si quieres conocer de qué se trata pues tienes que ir a las casas de fado mas tradicionales.

– ARTÍCULOS RELACIONADOS CON LISBOA

. El Castillo de San Jorge

. Los mejores restaurantes de Lisboa

. Torre de Belém

. Lisboa, la mejor vida nocturna de Europa

. Más sobre la ciudad: Turismo en Lisboa

– RECOMENDACIONES

Adonde fueres haz lo que vieres, dice un dicho que no me canso de repetir pues en ocasiones es necesario sacarse de encima prejuicios y costumbres propias para disfrutar de un lugar ajeno. Por ejemplo, la gente de Lisboa es tranquila, amable y formal así que no seas un turista apurado de esos que no piden disculpas, ni dicen por favor o muchas gracias. Puede ser que el portugués te cueste así que paciencia, contigo y con el que te habla y si ten en cuenta lo siguiente:

. aquí se come temprano así que si esperas hasta las 3 de la tarde porque te entretuviste paseando es posible que debas conformarte con un sándwich.

. te conviene llevar tickets de transporte en el bolsillo para poder tener uno siempre a mano, no esperes hasta último momento para hacerte con uno pues las taquillas pueden estar cerradas.

. usa zapatos cómodos, recuerda que en Lisboa caminas mucho.

. evita ciertos barrios: Intendente, una parte del Castelo de Sao Jorge y Martim Moniz no son los mejores así que no te aventures.

Por lo demás, ¡a disfrutar!

Foto: Vía Flickr

Imprimir

Etiquetas: ,

Categorias: Guia de viajes, Lisboa


Comentarios (2)

  1. Gracias a este reportaje visitamos la ciudad de Lisboa hace unos meses. Tenía pendiente comentároslo para agradecéroslo, que aunque tenga tiempo el reportaje sigue sirviendo para animar a gente como a nosotros para viajar a este lugar tan espectacular. Nos ha encantado Lisboa. Hemos visitado casi todas las recomendaciones que hacéis. Lo que más nos gusto fue el viaje en tranvía hasta la parte de Belém, por cierto exquisitos sus pasteles tan famosos. El que tenga la oportunidad de viajar que lo haga.

Deja tu comentario