Excursiones desde Lisboa

Bahia de Cascais

Hay una serie de paseos o excursiones que podemos hacer fácilmente y tomando como base esta ciudad. Algunos lugares están mas cerca y otros más lejos, así que podemos hablar primero de excursiones de medio día y de día completo. Entre las primeras estás las visitas a Cascais y a Estoril.

Estoril es una ciudad a unos 30 kilómetros de Lisboa, un típico lugar suburbano donde la gente de mayor poder económico se ha construido sus casas aprovechando la belleza del paisaje con sus playas y sus montes. Y por su parte, un poco mas al oeste encontramos Cascais, mas humilde. Se trata de un pueblo pesquero que atrae muchos turistas porque tiene unas bonitas playas sobre el océano atlántico. Llega gente de Lisboa y extranjeros por igual, principalmente durante los fines de semana y las vacaciones.

Si quieres divertirte en un casino tienes que ir a Estorial ya que aquí hay uno de los casinos mas grandes de Europa y si solo quieres descansar, ver un poco de mar y comer bien, pues termina en Cascais. Hablando de excursiones por un día entero aquí nos conviene irnos más lejos, aunque tampoco es tanto, y sumar Sintra, un pueblo al oeste de Lisboa que ya es Patrimonio de la Humanidad con sus palacios y museos, especialmente el Palacio da Pena y el Castelo dos Moruos. No os perdáis la colección de azulejos mudéjares.

palacio de sintra

Otro pueblo interesante por aquí es Cabo da Roca, el punto mas occidental de Europa continental, con sus hermosos acantilados no aptos para quienes sufren de vértigo. Y si quieres playas, pues no te pierdas las de Guincho. Hablando de playas hay que recordar que Lisboa no tiene playas ni mar, solo el estuario del Tajo, pero a pocos kilómetros hay dos zonas de playas muy populares.

Vale recordar que una es la zona de Cascais con sus playas pequeñas pero accesibles en tren y la otra zona, mucho mas popular y elegida, es la Costa da Caparica, un sitio un poco mas caro. A estas zonas podemos llegar en coche o en tren, pero se trata de excursiones de un día o más ya que la zona es muy hermosa para quedarse solo un suspiro.

Finalmente, si tienes tiempo y energía puedes hacer una excursión a Queluz, una ciudad suburbana-dormitorio de la capital que tiene un Palacio Nacional del siglo XVIII parecido a Versalles, visitar también el convento y cuartel de Mafra, el pueblo pesquero de Ericeira, tranquilo y con algunos surfers, y el margen sur del río Tajo yendo desde el muelle de Cais do Sodré hasta Belém primero en barco y después a pie.

Imprimir

Etiquetas: ,

Categorias: Lisboa


Deja tu comentario