Bangkok, guía de viaje

gran palacio de Bangkok

Bangkok es una ciudad exótica pero si no te gusta el calor, la humedad, los aromas fuertes y la multitud de personas… bueno, tal vez no deberías visitarla. Aquí las cosas pasan con rapidez, todo es frenético, hay cientos de personas en las calles y a tu alrededor, hablan y no entiendes nada, los olores de la comida te penetran por la nariz y se instalan largo rato en tu cerebro (y ni hablar de la ropa), y todo parece suceder muy rápido.

Si te albergas en un buen hotel muchas veces no verás la hora de bañarte y descansar con el aire acondicionado y no volver a trepar a un autobús tailandés en tu vida pero créeme, si vas y no sientes ningún fastidio pues sencillamente te has enamorado de la ciudad . Dicen que es amor o odio, tu verás.

Por un lado tienes mucha pobreza, edificios viejos, calles sucias y casas apretujadas entre sí. Un río divide la ciudad en dos, el Chao Phraya, y tampoco es el río menos contaminado del mundo así que como es una ciudad, poblada y caótica, este caos podrás verlo tanto en las calles y sus coches como en el tránsito de este río repleto de taxis acuáticos y botes de menor o mayor tamaño.

Puedes recorrer Bangkok utilizando su red de transporte pero también hay ciertos sitios a los que puedes ir a pie así que creo que lo mejor es combinar todos los medios para vivir todas las experiencias. Si te gusta caminar pero tienes miedo de perderte puedes anotarte a los tours a pie que suelen organizarse. Basta preguntar en alguna agencia. Además, también hay tours a bordo de autobuses que te pasan a buscar y te dejan en la puerta del hotel. Son buenos para conocer los templos en visitas de medio día. Los tours en autobuses antiguos los organiza la Oficina de Turismo de la ciudad.

Por supuesto, habiendo un río los paseos en bote son moneda corriente. Muchos te llevarán a las localidades cercanas y otros te conducirán por los canales que están más alejados del bullicioso centro, pero verás granjas, templos y gente viviendo en las típicas casas flotantes. También puedes recorrer la ciudad en bicicleta, pero elijas el transporte que sea hay ciertos lugares que no puedes perderte:

El Palacio Vimanmek es uno de ellos. Es un edificio dorado de madera de teca, palacio veraniego real con 81 habitaciones y muchas salas de exposiciones. Las visitas son guiadas y verás la máquina de  escribir con tipos tailandeses mas antigua del mundo y el primer baño a puertas adentro del país. El sitio abre a la mañana y cierra a las 4:30 pm y si tienes la entrada del Gran Palacio entras gratis.

El Gran Palacio en realidad es un complejo de palacios decorados con cerámicas y azulejos que data de 1782. Aquí está el templo mas sagrado del país, el Wat Phra Kaeo con el Buda de Esmeralda (jade). La entrada cuesta 200 bahts. También tienes el Museo Nacional con objetos de la época neolítica hasta años mas recientes y una arquitectura tradicional tailandesa, el Museo de los Botes Reales que exhibe 8 naves decoradas con oro  y el Templo del Buda Reclinado o Wat Pho, el mas viejo del país con su buda enchapado en oro de 46 metros de largo y 15 de alto.

Y por último, tienes la espectacular casa de Jim Thompson, un estadounidense que se vino a vivir a la ciudad después de la Segunda Guerra Mundial dedicándose al comercio. Hoy la casa es un museo y tiene una tienda donde se vende seda de excelente calidad.

bangkok de noche

DIVERTIRSE EN BANGKOK

Básicamente hay dos barrios que concentran la diversión en la ciudad: Soi Cowboy (la calle Sukhumvit) y Patpong (entre las calles Silom y Surawong). Podríamos decir que son “barrios rojos” ya que abundan los prostíbulos, cabaret y salones de masajes así que si quieres sexo este es el sitio. Pero además hay gran cantidad de bares, discotecas y restaurantes así que sin caer en los bajos fondos de Bangkok este es el sitio para pasarla bien.

La vida nocturna de la calle Sukhumvit es estridente y gira en torno a tres cosas: bebidas, bailes y prostitución. Esto último lo encontrarás por ejemplo en Nana Plaza y Soi Cowboy. El baile es en las discotecas de aire internacional, no te defraudarán, y la bebida en los pubs y bares donde se mezclan los pubs estilo británicos ( Bull’s Head, por ejemplo) con otros mas comunes.

Encontrarás más vida nocturna y diversión sobre la “Wall Street” de Bangkok, la calle Silom, con bares modernos donde puedes disfrutar de los partidos de fútbol, por ejemplo o codearte con la comunidad gay que se reúne por aquí. Otras áreas con una vida nocturna activa son Chidlom y sobre la avenida Royal City. Lo cierto es que la diversión aquí está asegurada pues la variedad es mucha así que encontrarás siempre algo para hacer.

ARTÍCULOS RELACIONADOS CON BANGKOK

Eastern Oriental Express, de Bangkok a Singapur

Bangkok, un paseo por sus mercados y boutiques de lujo

ALOJAMIENTO

Si necesitas alojamiento, aquí te dejo un lugar donde podrás buscar y reservar tu habitación: hoteles en Bangkok

RECOMENDACIONES

Ya se que son vacaciones y que hace mucho calor en la ciudad pero el pueblo tailandes es profundamente religioso así que a la hora de visitar los templos no puedes hacerlo vestido con pantalones cortes, sudaderas sin mangas o chanclas (lo que usarás todos los días). Es molesto entonces, pero en algunos sitios se alquilan pantalones largos y unas zapatillas de plástico para permitirla la entrada.

Por otro lado si vas a una lavandería a lavar tu ropa no coloques a lavar tus medias y ropa interior. Aquí la costumbre indica que solo tu o tu esposa/novia/amante puedes tocar esas prendas. Los hoteles hacen la excepción, por suerte.

Y por último, si no piensas quedarte mucho en la ciudad puedes recorrer las atracciones principales en uno o dos días y después partir. No te agobies con las agencias de turismo que quieren sumar y sumar excursiones, no son necesarias, y pasea, pasea mucho por las calles de la ciudad, sus tiendas, sus canales y sus mercados. Solo de esa forma sentirás al irte que has estado en la verdadera Bangkok.

Imprimir

Etiquetas: ,

Categorias: Bangkok, Guia de viajes


Deja tu comentario