Budapest, guía de viaje

budapest

En la década del ’90 Budapest conservaba cierta atmósfera post comunismo que era  atractiva, y hasta romántica, pero de aquellos años no queda prácticamente nada, y la ciudad y su gente se parecen hoy a cualquier capital de Europa occidental. Sin embargo, para los turistas sigue siendo Budapest, la fascinante, y esto se debe a que las tradiciones y el sentir húngaro siguen brillando a flor de piel en cada una de sus calles.

La ciudad moderna de Budapest data de 1873 cuando se unen oficialmente Buda, Pest y Óbuda y hoy está compuesta por 23 barrios numerados con números romanos que aparecen en todos los avisos y mapas. De un lado oriente, del otro occidente, así podemos pensar en Buda y Pest, pero basta recorrerlas para notar las diferencias: calles adoquinadas y edificación medieval de un lado y del otro edificios Art Dec y amplios bulevares, todo en una mezcla de estilos que vuelve a Budapest única.

El centro de la ciudad es el llamado Puente de las Cadenas, uno de los 8 puentes que unen Buda y Pest con arcos y estatuas de león. Data de 1848 y fue dañado por los nazis. Desde allí se puede ver Pest al este y Buda al oeste. El punto que domina la vista es la colina o Várhegy de Buda y aquí encontramos la parte histórica con el barrio medieval, numerosos monumentos históricos y la famosa Iglesia de Matías con sus bellos mosaicos y azulejos, además de unas vistas espectaculares. En el área de la iglesia está el Bastión de los Pescadores, un hermoso mirador ornamentado sobre el Danubio. Arriba, en el castillo que está sobre la colina, están los museos que sí o sí forman parte del recorrido turístico.

Baños en Budapest

El Palacio real tiene una larga y agitada historia desde 1241: un sitio turco, invasiones, guerras de la independencia y la Segunda Guerra Mundial. Su arquitectura mezcla estilos y sus museos son estupendos: el Museo de Arte Contemporáneo, la Galería Nacional Húngara, la Biblioteca Nacional y el Museo Histórico de Budapest. Pero además, Budapest es una ciudad con aguas termales.

Pues sí, en los alrededores de la ciudad hay algunos baños termales muy antiguos, el de Budapest, Rudas y Rác que tienen sus orígenes en los años de la ocupación turca. Otra baño termal famoso es el del Hotel Gellért del año 1913, un sitio para hombres y mujeres que asegura buenos masajes, sauna y baños turcos en un edificio hermoso estilo Art Nouveau. Por supuesto, se cobra entrada.

Otro sitio imperdible es la Sinagoga Central, la sinagoga mas grande de Europa y la segunda del mundo diseñada en 1859 en un estilo bizantino mozárabe. Tiene un órgano esplendido que es una obra de arte (tocado alguna vez por Liszt) y el edificio recuerda a todos los judíos muertos en el Holocausto. Hablando de templos religiosos, también está la Basílica San Esteban, la iglesia mas grande de la ciudad, de estilo neorenacentista y con un cúpula que ofrece vistas estupendas.

La Plaza de los Héroes o Hosök Tere es una plaza que se construyó en 1896 para conmemorar el aniversario 1000 de la conquista magiar. Tiene una estatua del arcángel Gabriel en la punta de una columna de 36 metros y demás estatuas ecuestres representando las tribus magiares y reyes importantes la rodean. El Parque de las Estatuas, por su parte, reúne las estatuas de Lenin y Marx que otrora ocupaban su propio espacio y se llega después de un viaje de 30 minutos pero vale la pena verlas.

Podemos visitar también la Isla Margarita, una isla del río Danubio que está unida a Pest y a Buda y que apenas mide 2 km de largo. Es un sitio de descanso y naturaleza que prohíbe el ingreso de los coches y a la que se llega a pie. Tiene las ruinas de un convento dominico, los de una iglesia franciscana, esculturas, un teatro al aire libre y un parque de cien años de antigüedad. Aquí puedes albergarte pues hay dos hoteles y en verano se llena de gente que viene a disfrutar de las aguas del río.

Por último, puedes hacerte tiempo para visitar la Casa de la Ópera y el Museo de Bellas Artes, el Palacio del Arte y el Parque Municipal cerca de la Plaza de los Héroes. Y si quieres aprender y divertirte al mismo tiempo pues pisa el Museo de la Casa del Terror, con exposiciones bastante reales de la época nazi y comunista, ubicado en la sede de la ex policía secreta húngara.

DIVERTIRSE EN BUDAPEST

Lo cierto es que no hay un barrio clave a la hora de divertirse y salir de bares ya que bares, restaurantes y discotecas hay en toda la ciudad. Y hay de todo, desde sitios tranquilos y relajados hasta sitios donde vale todo. En materia gastronómica los restaurantes ofrecen comida húngara y platos internacionales y en cuanto a los horarios algunos bares cierran ya de madrugada y otros mucho mas tarde cuando el sol ya está saliendo.

Los llamados sorozos son cervecerías donde se sirve comida a precios regulares y los borozos son bodegones o bodegas mucho mas baratas que son perfectas para los turistas mochileros. Si vas a salir a una disco te conviene saber que debes arreglarte un poco y que las discos cobran entrada.

Pero si lo tuyo es la música clásica Budapest es un buen sitio para disfrutar de conciertos, óperas y música folclórica húngara. Tienes la Ópera estatal de Hungría y muchas salas más para pasar muy buenos e inolvidables momentos.

Pues sí, Budapest es una ciudad muy cultural y aquí, dependiendo de la época del año, puedes toparte con un festival de cine, carnavales, el Día de la Primavera, el Concierto del Día de Año Nuevo, el Día Mundial de la Música, el Festival de Verano, la Semana de la Música Contemporánea, el Festival de Otoño, el Festival Judío y una serie de días patrios con sus respectivos festejos.

ARTICULOS RELACIONADOS CON BUDAPEST

Viaje a Budapest

La línea 2 del tranvía de Budapest

La curva del Danubio en Budapest

RECOMENDACIONES

Budapest también ofrece su tarjeta de descuentos, la Budapest Card, y conviene comprarla pues otorga descuentos o entradas gratis a 60 museos y sitios turísticos, viajes ilimitados en el transporte público, billetes con descuento para espectáculos culturales o folclóricos, descuentos en restaurantes y spas, en alquiler de coches y hasta seguro de viaje. Es válida por 48 o 72 horas y la puedes comprar en hoteles y oficinas de turismo.

La moneda de Hungría es el florín húngaro (1€= 288,69 HUF), y puedes cambiar tus dólares o euros o cualquier moneda en los bancos y agencias de cambio dispersas por toda la ciudad pero debes saber que los hoteles y las del aeropuerto suelen no convenir al cambio.

Y por último, siempre que salgas de compras serás un potencial blanco para los ladrones así que ten cuidado con ellos, principalmente en las líneas de tranvía 4 y 6, en los autobuses  y en las estaciones del metro. Los baños públicos no suelen estar en buenas condiciones así que no cuentes con ellos y ve derecho a cualquier McDonal’ds o paga un café en un bar y utiliza su cuarto de baño. Y si ves a una persona sin techo, hay muchas en Budapest, 2 euros no te costarán nada y a ellos les ayudarás a pasar el día.

Imprimir

Etiquetas: ,

Categorias: Budapest, Guia de viajes


Deja tu comentario