Excursiones desde Budapest

godollo

Como en muchas ciudades europeas los alrededores están realmente cerca y encierran destinos muy atractivos para el turista. Lo ideal es reservar algunos días para conocer los principales destinos dentro de la misma ciudad y después salir a merodear fuera de sus límites.

En el caso de Budapest podemos hacer viajes cortos de medio día o viajar un poco más largos, de 1 día entero, volviendo a dormir a nuestro hotel. En este último caso las excursiones recomendadas incluyen la región del Lago Balatón o mar húngaro, una de las principales atracciones de Europa central.  Dista aproximadamente unos 120 km de la ciudad, al suroeste, y se llega fácilmente en tren desde la estación Déli pályaudvar o mismo en autobús tomándolo en la terminal Erzsébet tér.

En general no es un lago muy profundo y su punto mas hondo mide apenas 13 metros en el lado norte, sino sus aguas llegan a la cintura. Debido a esto es un lugar perfecto para practicar muchos deportes acuáticos y náuticos como la navegación a vela, el windsurf o la pesca. Aquí suele pescarse anguilas y percas autóctonas que también pueden degustarse en alguno de los restaurantes en sus orillas.

Cerca del lago también hay un pueblo pequeño y pintoresco llamado Tihany que esconde una bonita iglesia barroca, la iglesia de Abbey. Este edificio antes guardaba el primer documento escrito en húngaro de la mano del rey András I. Pero bien, que además aquí hay un enorme balneario que en verano es muy pero muy concurrido, el Balatinfüred, conocido por las propiedades medicinales de sus aguas desde tiempo de los romanos.

Al norte, saliendo desde Buda, está la ciudad de Szentendre con su ambiente mediterráneo a orillas del Danubio, un sitio con museos y una gran herencia artística. Imperdible: el museo al aire libre mas grande del país con una muestra de todos los estilos arquitectónicos de Hungría. Le sigue la ciudad de Visegrád, con las viejas atalayas y la acrópolis que recuerdan el Imperio Romano, el palacio renacentista del rey Matías con sus torneos caballerescos en el verano y sus ferias y fiestas.

20 kilómetros al norte está Esztergom, una de las ciudades reales, cuna del primer rey húngaro. Hay un museo-palacio con una valiosa colección de pinturas medievales, porcelanas y tapices y también está la basílica mas grande del país. Otras ciudades a menos de 50 km son Martonvásar, Százhalombatta, Fót y Gödöllö, cada una con su encanto.

Imprimir

Etiquetas: ,

Categorias: Budapest


Deja tu comentario