Comer en París

Bistro parisino

Sin duda que en París encontraremos a los mejores chefs del mundo. Hay miles de cafeterías y restaurantes diferentes en la ciudad, que van desde los pequeños y tradicionales bistro, como el Allard Bistro, hasta la más alta cocina. Lo que debéis saber es que en cualquier local la comida será estupenda. Por eso hay que contar con que muchos lugares deben ser reservados con antelación, y no lanzarnos a la aventura de cerna fuera sin haber reservado antes.

Hay en París precios para todos los gustos, desde los baratos a los sumamente caros. La cocina es variadísima, como el Blue Elephant de cocina tailandesa, el Chicago Pizza Pie Factory y sus pizzas americanas, la comida brasileña de Brasil Tropical Cabaret, el encanto italiano de Le Curieux Spaguetti Bar, o el restaurante Ozu de comida japonesa.

La comida francesa obviamente también destaca, desde los clásicos bistros, como Le Repaire de Cartouche o el Viaduc Cafe, hasta los más distinguidos del restaurante Apollo o el de la Torre Eiffel. Todo depende de nuestro presupuesto, aunque si nos lo podemos permitir, no os quedéis con las ganas de probar la alta cocina y los magníficos vinos franceses.

Entre los restaurantes que podéis visitar como de alta cocina tenéis el Jules Verne de la Torre Eiffel, La Tour d’Argent, quizás el más famoso de todo París, o Le Grand Vefour. Estos se van un poco de nuestro precio, ya que una cena nos puede salir perfectamente por más de 300 euros. Aunque todos estos restaurantes cuentan con un menú simple por si queremos darnos el gusto.

Olvidándonos de la alta cocina, todos los restaurantes franceses tienen un menú del día a precios razonables. Si queréis desayunar, tendrá que ser en un restaurante, a no ser que vuestro hotel os incluya el desayuno. Si no es así, probar en cualquier pequeña cafetería o pastelería, donde comprar croissants, pequeños bocadillos de embutidos o queso y pastas. En Angelina’s o Laduree podéis comer o comprar comida para tomarla en los parques de la ciudad.

Hay muchas cafeterías especiales en París, como La Cocotte o el Café Marly con estupendas vistas sobre el Museo del Louvre. Será el lugar ideal para descansar de nuestra visita, o de nuestras compras, cuando las tiendas cierren al mediodía.

Los bistros son fáciles de encontrar, en cualquier lugar de París. Por ejemplo Benoit, cerca del Centro Pompidou, o Le Soleil de Grenelle, cerca de la Torre Eiffel. Por la noche se suele cenar temprano, sobre las 19.30 horas, y ojo porque si vais a un restaurante elegante, quizás no os dejen entrar con vaqueros.

Ni que decir tiene que cernar en París es hacerlo con un vaso de vino. Casi no hace falta que pidáis la bebida, porque con la comida ya viene el vino incluido. Si luego salimos de fiesta, y queremos comer algo cuando nos recojamos casi por la mañana, lo mejor es Au Pied de Cochon, abierto las 24 horas del día.

De todas maneras, si aún no os decidís por ninguno de los lugares expuestos, yo os recomendaría que le echaráis un vistazo a Le Carnet Gourmand, una guía de restaurantes en París que podéis conseguir en cualquier Oficina de Turismo, algunos hoteles y restaurantes. Suelen venir en francés o en inglés. En ella veremos horarios y precios de dichos restaurantes, y los servicios que ofrece de todo tipo, así como algunos menús y carta de vinos.

Imprimir

Etiquetas: ,

Categorias: Paris


Deja tu comentario