Palma de Mallorca, guia de viajes

Hoy día todos llegamos a Palma de Mallorca a través de su aeropuerto. Los tiempos modernos y el tiempo imperan para llegar allá donde vayamos, pero la entrada a la bahía de Palma por mar, llegando desde Barcelona es un auténtico lujo ya al alcance de no tantos. Y es que la silueta de la Catedral, la Seu, es una vista espectacular de esta ciudad, santo y seña de una Palma cada vez más joven y ambientada.

Recibe a quien la visite con sus altos pináculos, con sus filigranas y con ese color ocre tan austero y característico. Sin embargo en su interior la Catedral es una auténtica belleza determinada por su magnífico rosetón que al dejar pasar la luz irradia en su interior un colorido inusual y un resplandor que parece venir del más allá. Su nave es la más ancha de todas las catedrales de Europa, y sus campanas las más grandes.

Pero si la Catedral es su santo y seña, las calles de Palma nos ofrecen vida propia, un estilo inconfundible y modernista en algunos de sus edificios más céntricos, como el Gran Hotel, edificado a principios del siglo XX y restaurado en el año 1993.

El Gran Hotel se encuentra junto a la Plaza Mayor, porticada y elegante, y también con bastantes edificios modernistas para admirar. Las Ramblas hacia un lado, y el Paseo des Born hacia el otro son dos amplias avenidas comerciales donde podremos disfrutar con nuestras tradicionales compras en Palma. Ambas son zonas muy turísticas y por tanto con bastante gente. Los mallorquines suelen ir hacia el Paseo Marítimo más que al casco histórico a pasear, por lo que estas dos avenidas suelen quedar para los turistas.

Si tomamos el Paseo des Born acabaremos desembocando en la Plaza de la Reina frente al Palacio de la Almudaina, edificado sobre el antiguo alcázar musulmán y mandado construir por el rey Jaime II.

Nos encontramos ya junto al Paseo Marítimo desde el que podremos divisar la Llotja, un edificio gótico que siglos atrás fue centro económico y comercial de los mercaderes mallorquines. Su forma interior hace que la llamen los de la localidad como “el palmeral de piedra”.

Ya que estáis junto al mar aprovechad para probar algunos de los más típicos productos de la gastronomía mallorquina, como la caldereta de langosta o el anfós con verduras (mero con verduras) y tomad un vino balear, porque aún nos queda por recorrer unos cuantos sitios.

En las calles interiores, una vez hayáis llegado hasta el final del paseo junto a los baños árabes, metéos por las callejas tras la Seu, que se encuentra situada frente por frente al Paseo Marítimo y junto al Palacio de la Almudaina, hay unas cuantas casas señoriales y distinguidas, como Can Olesa cuyo patio de estilo barroco se construyó durante el siglo XVII. Seguid callejeando hasta la Plaza Quadrado (de la que dicen muchos mallorquines que es la más bonita de Palma) y no dejéis de visitar la Basílica de Sant Francesc con un claustro gótico y hasta 115 columnas y arcos.

Y una última visita ineludible: el castillo Bellver, mandado construir por Jaime II en el siglo XIV, y de planta tan peculiar como bella, circular y rodeada por un gran patio de armas con dos plantas. Desde la planta superior aprestad las cámaras para tomar unas fotos preciosas de Palma de Mallorca y del Mediterráneo.

VISITAS IMPRESCINDIBLE EN PALMA DE MALLORCA

  1. El castillo Bellver
  2. La catedral
  3. El Gran Hotel
  4. Can Olesa
  5. La Llotja
  6. La Almudaina
  7. La Basílica de Sant Francesc
  8. El paseo por Las Ramblas y el Paseo des Born
  9. El paseo marítimo

EXCURSIONES DESDE PALMA

  1. Vuelta por la Isla: puede salir por unos 60 €
  2. Las cuevas del Drach, unos 40 €
  3. Formentor, unos 30 €
  4. Son Amar, unos 60 €
  5. 1 día en Ibiza o Menorca

FOTOS RELACIONADAS

  1. El castillo de Bellver
  2. Islas Baleares

ENLACES RELACIONADOS

  1. Mallorca, de excursión por la isla
  2. Pollensa, paraíso todos los públicos
Imprimir

Etiquetas: ,

Categorias: Guia de viajes, Palma de Mallorca


Comentarios (1)

  1. Hola Javier, un post muy interesante para saber todo lo que hay que ver en Palma de Mallorca. Queríamos añadir una parada gastronómica en el Mercado del Olivar, una buena oportunidad para llevarnos un souvenir delicatessen de la isla y para disfrutar de un “tapeo” muy chic. Por ejemplo, podremos degustar Ostras Daniel Sorlut y champagne, ¿os animáis?
    Muchas gracias y ¡felices vacaciones!
    http://www.facebook.com/pages/Ostras-Daniel-Sorlut/298856506793557

Deja tu comentario